El Telescopio

Un vídeo demuestra que el coche autónomo necesita a la persona

La rápida reacción de un conductor de Uber impide un accidente cuando el vehículo está en modo de autopilotaje

0
Jue, 3 Ago 2017

Todavía no se sabe con certeza cuándo en nuestras carreteras lo raro será no ver coches autónomos. Hay quien sitúa en el lustro 2025-2030 la aparición de vehículos totalmente autónomos. Que la cosa va en serio lo demuestra el hecho de que grandes compañías como Amazon o Intel no sólo hablan de él, sino que desde hace tiempo tienen creadas divisiones específicas para su desarrollo e impulso, tal y como indicó Carlos Clerencia, director de Intel para España y Portugal, en un desayuno con la prensa celebrado a principios de este año.

Otra de las empresas que también aboga por este tipo de coches es Tesla. Estos días, sin ir más lejos, puso en la carretera sus primeras 30 unidades del Modelo 3, entre cuyas características más destacadas se encuentra la de estar totalmente preparado para dar el salto al autopilotaje.

Se podría decir que este nuevo medio de transporte se encuentra en período de prueba. Es el argumento que utilizan las diferentes compañías para defenderse cuando se registra un accidente, y ya se han producido unos cuantos.

Lo que le ocurrió a Jon Hall, por fortuna, no acabó en siniestro gracias a su pericia. Circulaba por una carretera estadounidense con su Tesla Modelo S en modo autopiloto cuando otro vehículo hizo una maniobra inesperada que pudo que haber provocado una tragedia.

El propio Hall, que ha colgado el vídeo en YouTube y que rápidamente se ha viralizado acumulando más de 110.000 visualizaciones, explica que se puede escuchar el pitido cuando se desconecta el piloto automático al tomar el volante y esquivar al vehículo que irrumpe en su carril.

Hay quien podría pensar que el vídeo es una artimaña contra este tipo de vehículos, pero nada más lejos de la realidad. El propio protagonista de la historia, conductor de Uber para más señas, a pesar del susto se muestra como un defensor a ultranza tanto del sistema de autopilotaje, como de los coches de la marca Tesla.

Sin duda alguna, y aunque se han registrado accidentes con resultados bastante más dramáticos, la evolución de los vehículos autónomos es una realidad.

En este sentido, no se puede olvidar la espectacular prueba realizada por Citroen con un coche autónomo que recorrió el camino de Vigo a Madrid, en total 600 kilómetros que se desarrollaron sin problema alguno.

Que todavia queda camino por recorrer en la evolución de este tipo de vehículos es algo que no se puede poner en duda. Su desarrollo es muy real y las previsiones de su uso masivo se mantienen. No obstante, como en otras facetas de la vida, parece que las prisas pueden ser malas consejeras, y si hablamos de conducción, con el riesgo que entraña, todavía más si cabe.