El Telescopio
La verificación en dos pasos es una de las primeras grandes novedades de WhatsApp en este 2017. (Foto: V.G.)
La verificación en dos pasos es una de las primeras grandes novedades de WhatsApp en este 2017.
|
Fuente
:
V.G.

Si quieres un WhatsApp más seguro, toma nota de esta opción recién incorporada

La recomendable ‘verificación en dos pasos’, lo último de la plataforma de mensajería

0
Vie, 10 Feb 2017

La plataforma de mensajería por excelencia, WhatsApp, ha anunciado a través de su blog, como viene siendo habitual, que ya está a disposición de sus cientos de millones de usuarios una nueva funcionalidad, la verificación en dos pasos.

Aunque esta posibilidad se abrió hace un par de meses en fase de prueba (beta), ha sido en las últimas horas cuando se ha hecho realidad como nueva opción de la aplicación.

La novedad tiene que ver con la seguridad de quienes la utilizan y llega para sumarse a la encriptación de los mensajes puesta en marcha en los primeros meses del año pasado.

¿Qué es la verificación en dos pasos?

Algunos podrían decir que es la pregunta del millón. Sin embargo, tal y como suele suceder con la plataforma de mensajería instantánea, su disponibilidad por parte del usuario es muy sencilla.

La verificación en dos pasos busca, grosso modo, otorgar mayor seguridad a los chats de WhatsApp si, por ejemplo, alguien pierde o le roban el móvil.

Hasta ahora, cuando te descargabas la aplicación ésta te pedía el número de teléfono. A continuación te enviaba una clave (vía SMS). El problema surgía en caso de que la SIM de nuestro terminal acabara en manos equivocadas, lo que podría dar lugar a la tentación de indagar en los mensajes de WhatsApp para lo cual, únicamente, debían recibir otra clave.

No obligatoria pero sí recomendable

Con la verificación, el objetivo es mejorar este aspecto. Su implantación, que los expertos en la materia recomiendan, es muy sencilla. En primer lugar hay que al propio menú de WhatsApp y acceder a Cuenta. Una vez ahí seleccionar Verificación en dos Pasos y seguir las instrucciones.

Entre otras acciones, hay que incluir un código de seis caracteres y una dirección de correo electrónico. Cuando hayas finalizado, verás como la aplicación te proporciona la posibilidad de que cambies el código, el correo electrónico e, incluso, desactives esta funcionalidad. Eso sí, ten en cuenta que cada vez que vuelvas a registrar tu número en WhatsApp te pedirá dicho código. 

Muy sencillo y, a priori, supone dar un punto más de seguridad a una herramienta lastrada por las críticas que ha recibido históricamente por sus vulnerabilidades en este sentido, y ello a pesar de los cambios en los últimos meses.

Por cierto, la opción está desactivaba por defecto. Todo sea porque las conversaciones se queden, sólo, entre sus protagonistas.