El Telescopio
Desde hace tiempo, si se accede a la web de rojadirecta.com, se puede observar el mensaje de la dirección. (Foto: EFE)
Desde hace tiempo, si se accede a la web de rojadirecta.com, se puede observar el mensaje de la dirección.
|
Fuente
:
EFE

Orden de cierre definitivo de la web de contenidos 'piratas' más usada

Los tribunales determinan que rojadirecta.com ha vulnerado con sus enlaces la ley de propiedad intelectual

Mié, 8 Feb 2017

Después de varios intentos, aquí y allá, parece que el final de Puerto 80 Projects está más cerca. Este nombre seguramente no resulta conocido para casi nadie; sin embargo, si se menciona rojadirecta.com, "el mayor índice de emisiones deportivas por internet", como se definen en Twitter, o la web con mayor cantidad de enlaces a contenidos audiovisuales en modalidad 'pirata', según otros, entonces la perspectiva cambia.

La famosa y muy utilizada página acaba de recibir el golpe de gracia por parte del Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, que ha acordado su cierre definitivo. Esta decisión supone la admisión íntegra de la demanda interpuesta en su día por DTS (ahora Movistar + y antes Canal +) contra la empresa que explota y gestiona esta web, si bien no es definitivo y cabe recurso

Precisamente, desde hace un tiempo, al acceder a la misma aparece un mensaje de la dirección que señala que "Debido a una orden judicial cautelar que se encuentra pendiente de recurso, promovida por DTS, actualmente controlada por Telefónica, por primera vez en más de 10 años de actividad, ROJADIRECTA suspende TEMPORALMENTE sus servicios en España. Te esperamos aquí, como siempre, muy pronto. Mientras tanto, si quieres enviarnos un mensaje puedes hacerlo por e-mail, Facebook y Twitter".

Recurso seguro

A la vista del mensaje y de resaltar en el mismo la palabra (sic) "TEMPORALMENTE" parece evidente que su propietario tiene la intención de continuar su guerra en los tribunales, o lo que es lo mismo, que volverá a recurrir. 

A pesar de la invitación a enviar mensajes a través de las redes sociales, un simple vistazo demuestra que las mismas permanecen inactivas desde hace más de un año. 

Imagen de las redes sociales de rojadirecta.com que permanecen inactivas desde hace mucho tiempo. 

En la resolución del juzgado coruñés se pone de manifiesto que ha violado los derechos de propiedad intelectual de la compañía demandante. En concreto, el fallo judicial también recoge el derecho de DTS a recibir una indemnización, cuya cantidad se establecerá en otro proceso ya por vía Civil.

A modo de razonamientos, el tribunal se apoya en la jurisprudencia europea, al tiempo que basa su resolución en numerosos indicios que, tal y como explica, atesoran que Rojadirecta proveía, controlaba y organizaba el contenido.

Precisamente, uno de los argumentos que siempre ha utilizado la propiedad de la web es que ésta sólo es el medio - soporte- para un fin -ver acontecimientos futbolíticos de manera gratuita-, y que eran los usuarios los responsables de funcionamiento de la página. No obstante, la sentencia lo pone en entredicho subrayando "la cuestionable existencia de esos terceros, anónimos, numerosos, desinteresados y doctos".

Argumentos insostenibles

En cuanto a su actuación autónoma, la justicia afirma que se trata de una tesis contradictoria puesto que no casa con que "de forma muy inmediata a la emisión se suban más de un centenar de enlaces, sinónimo de una perfecta pero improbable sincronización de otros tantos usuarios".

Por estos y otros motivos, el juzgador asevera que "el administrador (...) ejerce un control absoluto sobre los enlaces". A modo de conclusión también dice los propietarios de rojadirecta.com realizan "una gestión editorial que impide considerar la web como un alojador, como youtube, que publica y comparte vídeos sin discriminación de contenido".

Historia repleta de polémicas

Este penúltimo episodio de la guerra judicial de Igor, el gallego de 33 años que la fundó en 2005, con sólo 22 años, y las grandes operadoras de televisión. A pesar de su juventud, el éxito de su invento le ha curtido judicialmente en el viejo continente y en EEUU, donde ha tenido que hacer frente a diferentes demandas. Tras varios intentos de cierre, de suspensiones e, incluso, de casi dar con sus huesos en la cárcel y ver como se bloqueaban hasta quince cuentas bancarias supuestamente relacionadas con su creación, ahora puede estar cerca del fin de su lucrativo negocio... o eso es lo que parece.