Sociedad
Imagen de una mujer embarazada. Pixabay
|
Fuente
:
Pixabay

50 organizaciones progresistas se unen para evitar la maternidad subrogada en España

Denuncian que "las mujeres no son ganado para satisfacer el deseo de crianza de unos pocos"

0
Lun, 17 Abr 2017

Medio centenar de organizaciones de mujeres progresistas y colectivos LGTBI ha decidido unirse para que la maternidad subrogada no sea una realidad en un futuro muy cercano en España. El resultado ha sido el nacimiento de la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres con la que pretenden evitar que se legisle sobre lo que han definido como "esta explotación reproductiva" en España y también advertir a la sociedad y a los partidos políticos de que "las mujeres no son ganado para satisfacer el deseo de crianza de unos pocos".

En un acto para presentar la nueva Red, sus portavoces han denunciado que el "lobby" que promueve la gestación subrogada en España está "inundando" los medios y la redes, "amenazando los derechos de las mujeres".

Medio centenar que esperan irá en aumento

Y aunque de momento cuentan con 50 asociaciones progresistas, ya han anunciado que esperan que el número de apoyos se triplique en menos de dos semanas. Para empezar, el próximo 6 de mayo, coincidiendo con el inicio de la feria Surrofair de Madrid, la Red ya ha convocado una protesta contra la celebración de este evento que "choca contra la legalidad vigente y con los derechos del niño".

"Las administraciones públicas deberían prohibir la posibilidad de que la feria se realice con la ley en la mano", ha subrayado la presidenta de No Somos VasijasAlicia Miyares, que apunta a que gestación subrogada supone la renuncia de la gestante la filiación del niño, "un derecho fundamental" garantiza en el parto en España. "¿Se imaginan un contrato en el que una de las partes renuncia irrevocablemente a su derecho al voto?" “es algo "absolutamente abusivo".

Miyares ha insistido en que es una "práctica ilegal" y "no una técnica de reproducción asistida más", dejando claro que la gestación y el parto de un niño "no es comparable con la donación de óvulos", una de las tesis más usadas por los defensores de la subrogación. "La comparación ofende", ha dicho para añadir que "aquí no se dona nada, una criatura no se dona. Hay límites éticos y jurídicos.