Sociedad
Amancio Ortega, presidente del Grupo Inditex. (ZARA)- EFE/Inditex
Amancio Ortega, presidente del Grupo Inditex
|
Fuente
:
EFE

Amancio Ortega dona a Sanidad 320 millones para combatir el cáncer

El dinero irá destinado a comprar más de 290 mamógrafos y equipos de radioterapia

0
Mié, 29 Mar 2017

La Fundación Amancio Ortega -entre los hombres más ricos del mundo- donará unos 320 millones de euros a todas las comunidades autónomas para que puedan adquirir nuevos equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer para sus hospitales públicos.

Según ha informado la propia fundación del presidente de Inditex, la inversión irá destinada a comprar más de 290 mamógrafos y equipos de radioterapia de última generación.

La fundación ya tiene en marcha acuerdos con las consejerías de Salud de todas las comunidades autónomas para extender el programa de apoyo a la Oncología iniciado en 2015 en Galicia que, posteriormente, amplió en mayo del año pasado a Andalucía.

17 millones a Galicia; 40 a Andalucía
Dentro de la inversión global que anuncia la Fundación de Ortega se incluyen 17 millones donados hace dos años a Galicia para comprar 16 mamógrafos digitales y 12 aceleradores lineales nuevos, y los 40 millones que tiene previsto destinar a Andalucía, con los que se adquirirán 25 nuevos equipos de radioterapia.

La Fundación pone en valor que la incorporación de equipamientos de última generación, tales como la mamografía digital con tomosíntesis o los aceleradores lineales avanzados, es clave a la hora de "realizar diagnósticos más precisos y proporcionar a los pacientes tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración".

200.000 casos de cáncer al año
La Fundación ha trabajado con profesionales de cada servicio autonómico para identificar sus necesidades y precisar cuántos equipos necesitan.

Cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer. Alrededor del 60 por ciento precisa tratamiento por radioterapia en algún momento de su evolución.

Un informe presentado hace un año por la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) alertaba de que el Sistema Nacional de Salud (SNS) necesitaba 70 equipos para cumplir con los estándares mínimos recomendados a nivel europeo. Uno de cada tres se consideran "obsoletos" al tener más de 10 años de antigüedad.