Política
Anthony Scaramucci.
Antonhy Scaramucci
|
Fuente
:
EFE

El más efímero de los directores de Comunicación de la Casa Blanca

Scaramucci llegó al equipo de Trump presentándose a sí mismo como el hombre que terminaría con las filtraciones a la prensa...pero su labor ha sido un tanto fugaz

0
Mar, 1 Ago 2017

Como si de una estrella fugaz se tratase, el director de Comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, abandonó este lunes su cargo tras ser destituido por el presidente de EEUU, Donald Trump. 

Diez días contados: esa ha sido la duración de la actividad del que se definió a sí mismo como "el hombre que terminaría con las filtraciones a la prensa".

¿Habrán influido los tweets que el ex director escribió sobre Trump en su cuenta de Twitter? Hace tan sólo una semana, este hombre de negocios reconoció haber eliminado mensajes en los que mostraba su crítica opinión sobre el presidente de EEUU al que llegó a calificar de "farsante político": un hecho que se suma a una labor que ha supuesto un auténtico terremoto para la presidencia de Trump.

Una semana y tres días pueden dar para mucho. Mientras, los comentarios en Twitter no se han hecho esperar...

Incluso la actriz Kate Hudson no ha podido evitar publicar un meme en su cuenta de Instagram sobre el despido de Scaramucci que alude a una de las películas que la hicieron famosa: Cómo perder a un hombre en diez días

Box office results are in! The #1 comedy in America!

Una publicación compartida de Kate Hudson (@katehudson) el

Una "venganza" del responsable de la seguridad interna, John Kelly

Una de las cosas que han quedado más claras han sido las discrepancias entre Scaramucci y el recientemente despedido jefe de gabinete, Reince Priebus.

Y es que, Scaramucci fue señalado como el culpable del despido de Priebus: un hecho que ha llevado al responsable de la seguridad interna, a John Kelly, a ocupar su puesto y pedir a Trump la cabeza del controvertido empresario

Fue en un comunicado oficial de la Casa Blanca por el que ha renunciado a su puesto al considerar que lo mejor que podía hacer era "dar una hoja en blanco" a Kelly y ofrecerla la posibilidad de crear su propio equipo.