Política
Imágenes capturadas de la señal de vídeo institucional que muestran al presidente del Senado, Pío García Escudero, que presta declaración como testigo EFE
Imágenes capturadas de la señal de vídeo institucional que muestran al presidente del Senado, Pío García Escudero, que presta declaración como testigo
|
Fuente
:
EFE

Más regalos en la Gürtel: Correa obsequió un reloj a Escudero que este devolvió

El ex presidente del Senado ha seguido el mismo sendero que Mariano Rajoy en su declaración y ha negado cualquier tipo de pago del PP

0
Mié, 26 Jul 2017

A primera hora de la mañana de este miércoles, Mariano Rajoy desfilaba por la Audiencia Nacional para declarar como testigo en el marco del Caso Gürtel. Tras las constantes negaciones y alguna que otra ‘mentira’ concluyó su comparecencia y el turno corría hasta Pío García Escudero.

El que fuera presidente del Senado estaba citado a las 11 de la mañana en la Audiencia Nacional, aunque compareció en torno a las 12. Escudero ha seguido la misma línea que Mariano Rajoy: no sabía nada de nada y no se ocupaba de los temas económicos del partido.

Más ‘regalitos’

Y es que la mastodóntica trama corrupta que cerca al PP se caracteriza por regalos y más regalos. Pío García Escudero ha reconocido durante su comparecencia que Correa le hizo un regalo. Otro más, sí. No obstante, según las palabras del expresidente del Senado, se lo devolvió al instante. Se trata de un reloj. Sin embargo, no ha especificado en qué contexto se produjo.

Eso sí, no fue el único obsequio que le brindaron, pues ‘El Bigotes’ “me dio un Nokia normal de aquella época”. “Me lo regaló en plena campaña un día que tenía el teléfono estropeado”, reconoce Escudero. ¿Tampoco lo aceptó? No. Esta vez sí que se quedó con el regalo.

No recibió pagos del PP

Una vez admitido que fue objeto de obsequios por parte de los implicados en la trama, García Escudero ha negado que percibiera pagos del PP ajenos a su retribución habitual. Sólo hay una excepción según su declaración: un préstamo que solicitó al partido en el año 2000 tras haber sido víctima de un atentado de ETA.

El presidente del Senado admite que, para tramitar las indemnizaciones, el Consorcio de Seguros e Interior le pedían que hiciese frente a los gastos de reparación de su casa tras el atentado y que presentase las facturas después. Al comprobar que "el desembolso era muy importante”, solicitó un préstamo de cuatro millones de pesetas que, según él, devolvió en cuatro plazos.

No obstante, ha negado que recibiese dinero del partido en concepto de devolución del citado préstamo en 2001, como figura en los papeles de Bárcenas. “Cuando comparecí ante el juez Ruz ya le dije que no reconocía esta anotación”, declara Escudero. Tampoco ha reconocido que el PP le pagase en efectivo 6.000 euros en 2003 o que, por indicación de algunas empresas de Correa, su secretaria recibiese 500 euros a su nombre: "No, no es correcto y mi secretaria lo desmintió todas las veces que se le ha preguntado".

El presidente del Senado ha dicho que en 2008 acudió a una comida de despedida del extesorero del PP Álvaro Lapuerta, a la que también asistió la exministra Ana Mato y el exsecretario del PP Javier Arenas, en la que cree que se obsequió a Lapuerta con una bandeja, si bien ha aclarado que no tiene "la menor idea" de quién se encargaba de ese tipo de regalos.

Ni administración ni economía

Siguiendo en su declaración, Escudero ha reconocido que su responsabilidad era “estrictamente política”, dado que “no estaba al día a día de la gestión” del partido.

El presidente del Senado, Pío García Escudero, ha declarado hoy en el juicio de Gürtel que él no se ocupaba de los temas económicos ni administrativos del partido, que su responsabilidad era "estrictamente política" y que no estaba en el "día a día" de la gestión.

Su etapa en el PP de Madrid

En el caso del presidente del Senado, lo hace a petición de la representación del acusado Guillermo Ortega, exalcalde de Majadahonda, por su responsabilidad como presidente del PP de Madrid entre 1993 y 2004.

"Si yo era el presidente se supone que todo el partido dependía de mí pero en lo que yo no estaba era en el día a día de todo el partido. Mi función y mi responsabilidad era estrictamente política", ha asegurado ante preguntas del abogado del exalcalde de Majadahonda.

Por otra parte, el testigo ha especificado que tenía una relación únicamente "profesional" tanto con Guillermo Ortega como con el extesorero del PP Luis Bárcenas, y con el líder de la trama, Francisco Correa y Álvaro Pérez "El Bigotes".