Política

¿Referéndum legal o reforma constitucional? PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo

A la tercera podría ser la vencida: Podemos y PSOE hacen por quererse, pero se separan a la hora de buscar soluciones para Cataluña

0
Lun, 17 Jul 2017

"Sintonía", aunque con grandes discrepancias en el tema catalán, y largos diálogos para buscar soluciones y puntos en común en temas tan importantes como igualdad, problemas económicos, corrupción y el referéndum independentista. Este ha sido el ambiente en la primera reunión entre los grupos de trabajo de PSOE y Podemos en esta segunda etapa de posibles acercamientos.

Ya lo intentaron tras las elecciones del 20D, pero Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no llegaron a entenderse. Ahora, con Sánchez de nuevo como secretario general del PSOE, han decidido obviar aquello de segundas partes nunca fueron buenas.

Esta oportunidad que se dan ambos partidos podría ser la buena, pero para ello, uno debe acelerar y el otro frenar. Ha quedado claro que avanzan en diferentes velocidades en más de un tema. Para Podemos, lo primero es correr hacia el Gobierno del Cambio y acusan a los socialistas de ir demasiado despacio. Para el PSOE, la solución para Cataluña pasa por una reforma de la Constitución, y mantienen que los podemitas van demasiado rápido intentando conseguir un referéndum legal que contente a En Comú.

“En España sólo va a haber gobiernos progresistas si el PSOE y nosotros nos entendemos”, decía Íñigo Errejón horas antes de esta cita decisiva. Más de dos horas después, dos horas y veinte minutos poniendo sobre la mesa temas y opiniones a contrastar entre una veintena de personas allí congregadas, la pregunta es ¿el dicho de las segundas partes será cierto o no?

Para saberlo, primero hubo que esperar el aluvión de ruedas de presa. Para presentar las conclusiones del PSOE, habló Margarita Robles. Para difundir las de Podemos, se mostró una vez más sus divisiones internas: por un lado, Irene Montero, por otro, las confluencias y para acabar se esperaba Alberto Garzón en representación de Izquierda Unida, pero se ausentó por motivos personales. Muchos portavoces y muchos temas.

1Un posible Gobierno del cambio

Hace sólo un año, cuando Unidos Podemos se levantaba de la mesa de negociaciones, Sánchez pactaba con Ciudadanos y su investidura se convertía en la primera fallida de la historia, Iglesias y Sánchez sólo se dedicaban reproches.

“Del PSOE sólo recibimos insultos”, “Sánchez dice que los sabores auténticos son los que se mezclan. A mí, el sabor del pacto con Ciudadanos me sabe a más de lo mismo”, decía Iglesias. “Podemos es un partido que ha renunciado a desbancar al PP”, una formación “que ha ayudado a perpetuar al PP en el poder”, mantenía Sánchez.

Ahora, los dos partidos hablan en velocidades diferentes. En voz de Irene Montero hemos podido escuchar como definía esta reunión como "una mesa de colaboración parlamentaria" de la que nacía una “interlocución preferente”. Es más, ha asegurado que es un paso más para “avanzar” en el “proceso de construcción de un Gobierno alternativo”.

Eso sí, Podemos ha acusado al PSOE de ir con demasiada parsimonia en este sendero. Ellos querrían “sacar al PP del Gobierno” hoy, pero han descubierto y pueden aceptar que “el PSOE quiere ir más lento y tiene otros ritmos”.

2Cataluña: el gran escollo

Buscar una solución política para el problema de Cataluña antes del 1 de octubre era uno de los temas más candentes sobre la mesa de esta reunión. Este tema se ha convertido en el que más separa a Podemos y PSOE.

El PSOE lo tiene claro, apuestan por una reforma de la Constitución para reconocer la plurinacionalidad de España. Así lo ha recordado Margarita Robles. Desde el PSOE, ha afirmado la portavoz, respetan “la posición que pueda tener el grupo confederal de Unidos Podemos, pero no compartimos su posición de soberanías compartidas”. “Estamos por una soberanía única”.

El problema es que, aunque Podemos aplaude que los socialista reconozcan que España es plural, quieren una solución más rápida. De nuevo, dos velocidades.

Una reforma constitucional requiere “un periodo de tiempo muy largo” y Podemos pide una medida más inmediata, como reformar la ley de referéndums para conseguir una consulta legal. Un camino por el que el PSOE no está dispuesto a caminar.

Además, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha pedido no una subcomisión sino una “comisión para abordar específicamente la problemática catalana”, asumiendo “las responsabilidades que no ha asumido el Gobierno del Partido Popular”.

3Agenda social

Robles ha querido resaltar que ambas formaciones creen “que la preocupación más importante es la agenda social”.

“Todo lo que sea trabajar por el desempeño y la colaboración en tema social” es un buen comienzo, ha celebrado la socialista pensando ya en trabajar para mejorar los salarios, los ingresos mínimos, la educación o para conseguir un plan de rescate de los jóvenes en paro, vivienda…

Desde Unidos Podemos, tanto Montero como la portavoz de En Marea, Yolanda Pérez, han aplaudido que se pueda llegar a pactos con el PSOE para “revertir el daño hecho” por los últimos años de Gobierno de Mariano Rajoy en políticas sociales. 

4En septiembre empieza el trabajo

Estos son los puntos en los que Podemos y PSOE han encontrado uniones y escollos. Temas en los que se han comprometido a trabajar conjuntamente, pero para saber si esta vez ambos se mantendrán sentados en la mesa de negociación, habrá que esperar. 

 

Natalia Castro es redactora de El Plural