Política
Momento de la concesión de la medalla a la Virgen del Amor.
|
Fuente
:
EFE
Impuesta por Fernández Díaz

Reabren la causa de la medalla policial a la Virgen del Amor

El Tribunal Supremo volverá a revisar la medalla al mérito policial otorgada a la virgen por el que fuera Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

0
Vie, 19 Mayo 2017

Periodistas y amigos como Francisco Marhuenda, vírgenes del Amor y de los Dolores y hasta cofradías. Estas han sido las últimas y polémicas concesiones de melladas otorgadas por miembros del Gobierno del PP. Una de las más polémicas: la Medalla de Oro al Mérito Policial que el que fuera por entonces ministro de Interiores, Jorge Fernández Díaz, dio a la Virgen del Amor. Tras varias denuncias y sentencias a favor de la decisión de Fernández Díaz, el Tribunal Supremo ha decidido reabrir el caso. Nuestra Señora María Santísima del Amor podría quedarse sin su medalla.

Al conocerse en 2014 que una nueva figura inmortal y religiosa, en este caso un virgen, iba a lucir esta medalla, fueron muchas las críticas y el caso acabó en los tribunales tras la denuncia de Europa Laica y el Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL). En 2015, la Audiencia Nacional no encontró motivos para revocar la entrega de la medalla y avaló la decisión de Interior.

Tal y como contamos en ELPLURAL.COM, tres de los cinco magistrados de la Sección V de la Sala III de la Audiencia Nacional dieron su bendición asegurando que era “de difícil o casi imposible justificación” relacionar la decisión de Interior con los sentimientos religioso del ministro Fernández Díaz, cercano al Opus Dei. Es más, negaron cualquier rasgo de “irracionalidad o arbitrariedad por parte de la Administración”.

Ahora, tres años después de que la Virgen del Amor luciera por primera vez la Medalla de Oro al Mérito Policial, el Tribunal Supremo ha decidido reabrir el caso y ya ha puesto en marcha la maquinaria.

El pasado martes, envió un escrito a Interior solicitando el envió "a la mayor brevedad posible" del expediente administrativo que elaboró la Dirección General de la Policía para dar la medalla. Y es que, una vez más, Europa Laica y MHUEL han presentado un recurso extraordinario para revisar la sentencia de la Audiencia aportando nuevas pruebas que supuestamente demostrarían que la concesión del reconocimiento a la virgen no sigue las normas.

Concretamente han presentado un documento elaborado en 2012 por la Dirección General de la Policía, un texto del que ni siquiera se conocía su existencia anteriormente y en el que se explicaban los criterios a seguir para otorgar el reconocimiento. Con el informe en la mano, las dos asociaciones denuncian que se violaron dichos criterios.

¿Por qué y a quién se conceden las medallas?

Muerte en acto de servicio, valor… son algunos de los motivos para recibir esta condecoración se relaciona con hechos como la muerte en acto de servicio, en actuaciones ejemplares o trascendentes, en las que además destaque el valor o la eficacia reiterada.

Teniendo esto en cuenta, las asociaciones denunciantes creen que al entregar la Medalla de Oro del Mérito Policial a la virgen del Amor, Interior se saltó la condición de que el reconocimiento fue propuesto por una unidad policial, sus jefes o bien por sindicatos policiales. Para justificar la propuesta, habría que haber presentado un informe en el que se explicaran los motivos por los que la virgen merecía la medalla. Un vez presentado, la Subdirección General competente tendría que haber redactado otro informe para pasar la propuesta a la Junta de Gobierno de la Policía. Sólo este órgano es el que podía decidir si finalmente la virgen se merecía la medalla o no.

Pues bien, las asociaciones laicas mantienen que ninguno de estos pasos se dieron.

Así lo justificó Fernández Díaz

Pese a las duras críticas recibidas, Fernández Díaz siempre ha defendido a capa y a espada que la Virgen del Amor levará la medalla. Para él, no era nada que se saliese de lo normal, aunque la virgen no hubiera muerto en acto de servicio, con valor y por la protección de otros.

Alegó que no era la primera vez que se entregaba distinciones de este tipo a imágenes religiosas y puso como ejemplo que en tres ocasiones anteriores se hizo lo mismo con Nuestra Señora la Virgen de Lledó, patrona de Castellón; con María Santísima del Amor y Soledad de Fuengirola; y con el Cristo Jesús Caído de Valdepeñas.

La clave está en que estas medallas se dieron entre los años 2000 y 2001 y siempre bajo gobiernos del Partido Popular.

 

Natalia Castro es redactora de El Plural