Política
PRIMARIAS EN EL PSOE
Un momento del debate de este domingo entre Díaz, López y Sánchez en el marco de las primarias del Partido Socialista. (Foto: EFE)
Debate de los tres candidatos a la secretaría general del PSOE
|
Fuente
:
Archivo

Los sanchistas enturbian el final de la campaña al sembrar ya sospechas de "pucherazo"

Nunca en la historia del PSOE el equipo de un candidato ha lanzado acusaciones tan graves: temen que la votación "no sea limpia"

0
Vie, 19 Mayo 2017

Los seguidores de Pedro Sánchez arrancaron la campaña a las primarias criticando con dureza cualquier decisión de la gestora que dirige el PSOE y la terminan con acusaciones muy graves que perjudican, no ya a la gestora, sino a la credibilidad e imagen de todo el Partido Socialista. Este viernes en varios medios de comunicación se leía la noticia de que "los sanchistas" temen un pucherazo, acusación muy grave que nunca antes se ha producido en ningún proceso de primarias de los socialistas, ni en las de Almunia/Borrell ni en las de Eduardo Madina/Pedro Sánchez.

Digitales

En varios medios digitales como ElConfidencial, ElDiario o  ElBoletín, destacados dirigentes ‘sanchistas’ explican sus temores de que la votación de este domingo, 21 de mayo, no sea limpia y pasen “cosas raras” en las urnas de los casi 3.000 centros de votación que el PSOE habilitará en España, así como en Europa y en América. Eso no es expresar o explicar temores, es lanzar una acusación gravísima además de ponerse la venda antes de la herida.

Acusaciones muy graves a militantes

Responsables del equipo de Pedro Sánchez" sospechan que se pueda "adulterar el resultado en algunas agrupaciones", concretamente en las más pequeñas. Creen alguien podría aprovechar para ‘meter mano’ en la urna, aseguran los ‘sanchistas’. ¿Significa esto que están preparando el terreno para no reconocer una victoria de Susana Díaz si ésta se produjera?

Y señalan a los partidarios de Susana

Los sanchistas acusan directamente a Susana Díaz. “Están muy nerviosos, se ven perdedores”, aseguran estos ‘sanchistas’, que advierten de que el principal problema al que se enfrenta la candidatura de Sánchez es dar por ganadas ya las primarias. Lo que no reconocen los partidarios de Sánchez es que acusar a militantes, partidarios del rival, de prácticas que pueden ser delictivas es algo que jamás ha hecho un candidato y es embarrar el proceso a un nivel injustificable.

Lanzar sospechas sobre posibles delitos, sobre la limpieza de una votación trascendente para el futuro del Partido Socialista, no tiene justificación alguna. Al menos los portavoces "sanchistas" que lanzan acusaciones tan graves deberían tener la valentía de dar la cara y no esconderse en el anonimato.

 

Angélica Rubio es directora de ELPLURAL.COM