Política
La candidata a secretaria general del PSOE, Susana Díaz, durante el acto público celebrado ayer. EFE
La candidata a secretaria general del PSOE, Susana Díaz, durante el acto público celebrado ayer.
|
Fuente
:
EFE

Díaz no descarta presentar una moción de censura a Rajoy si es “constructiva”

Afirma que la moción de Podemos es un "teatro" para interferir en las primarias socialistas

0
Vie, 19 Mayo 2017

La presidenta de Andalucía y candidata en las primarias a la Secretaría General del PSOE, Susana Díaz, ha sido entrevistada esta mañana en la cadena SER, justo después de Patxi López y Pedro Sánchez, en un orden marcado por el número de avales recogidos. Esto, para bien o para mal, le ha valido para responder también a las propuestas y acusaciones de sus compañeros ante el mismo micrófono.

Por ejemplo, sobre la moción de censura. Un tema en el que Pedro Sánchez, además de rechazar la propuesta de Podemos, propuso presentar su propia alternativa a Mariano Rajoy, pero con el PSOE al frente en vez de Pablo Iglesias. Díaz ha dicho que “coincido con lo que dijo mi compañero Pedro” y que “no descarta” presentar su propia moción de censura si lidera el PSOE. Eso sí, tiene  que ser “constructiva y con un programa de gobierno con apoyo mayoritario en la Cámara”.

Un modelo que, según ella, no cumple la moción de Iglesias, al que ha acusado de querer “interferir en las primarias del PSOE” e “intimidar a los compañeros socialistas” al convocar “una manifestación un día antes” de la votación interna del partido, manifestaciones que reiteró en una entrevista posterior en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta. Una influencia encaminada para obstaculizar a “la que no quiere que sea la secretaria general de los socialistas”. “Tendríamos que estar luchando contra la corrupción del PP y estamos pendientes del ego de Pablo Iglesias”.

"En el PSOE no sobra nadie"

Díaz se ha comprometido a “llamar a mis tres compañeros para sumar desde el minuto 1” si gana las primarias. Y, si pierde, lo que hará es “arrimar el hombro para levantar al PSOE”. Pero, centrada en ganar, promete “generosidad” porque “en el PSOE no sobra a nadie”. “Voy a integrar a todos desde el esfuerzo y el talento, voy a buscar a los mejores sin hacer mesas camilla”, ha dicho. Pero tambiénn ha reiterado que dejará el cargo si el PSOE no mejora su situación: "Por supuesto que dimitiré si no consigo que el PSOE remonte".

Sobre las acusaciones de sus rivales de querer eliminar las consultas del secretario general a los militantes, Díaz ha defendido que su programa electoral “lo que hace es regular las consultas” y ha puesto de ejemplo a la Constitución Española que no permite referéndums en ciertos asuntos. “El PSOE cree en las consultas a los militantes, pero hay que regularlas”, ha subrayado. También ha defendido que, gane o pierda, defenderá que haya primarias para elegir al candidato a presidente del Gobierno: “Creo en las primarias, voy a reforzar las primarias. Esto ha venido para quedarse”.

Se quedará en Andalucía

Díaz también ha defendido que si es elegida secretaria general del PSOE, seguirá como presidenta de Andalucía. “Patxi López era lehendakari y secretario general del PSOE vasco”, ha recordado, así como miembro del equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba. “Yo he ganado en Andalucía y tengo un compromiso”, ha subrayado cuando Pepa Bueno le ha vuelto a preguntar: “Me haces la misma pregunta que la derecha y Podemos en el Parlamento”.

También ha defendido que se marcharía si perdiese las elecciones en Andalucía, en un claro mensaje a Pedro Sánchez. “El día que no tenga nada que aportar a mi partido, me marcharé”. Cuando se le ha cuestionado que Sánchez recabase males resultados en un panorama con partidos que antes no ha existido, ha señalado que “yo en Andalucía me presenté con dos partidos nuevos, Podemos y Ciudadanos, y saqué los mismos escaños que tenía Pepe Griñán. Aunque no me conformo y quiero más”.

Díaz también ha aplaudido el proceso de primarias y el debate del pasado lunes, que ha considerado “un ejercicio de transparencia que no hace nadie en este país. Ni Errejón ni Iglesias se sentaron a debatir”. Sin embargo, también ha pedido que “no se vuelva a producir lo que hemos vivido” con respecto a los insultos cruzados entre las candidaturas. “Yo desacreditaré a cualquier compañero que falte al respeto al otro”, ha dicho, aunque ha diferenciado entre conversaciones en privado y actos públicos. Y ha puesto el ejemplo del diputado Miguel Ángel Heredia y sus insultos en privado a Margarita Robles: “Heredia ha hecho una cosa que no han hecho otros, pedir perdón públicamente y llamar a las personas ofendidas”.