Política

Catalá hace historia: primer ministro reprobado por el Congreso en Democracia

El ex ministro de Interior, Jorge Fernández, fue reprobado pero por la Comisión de Interior, no por el Pleno

0
Mar, 16 Mayo 2017

Desde este martes, Rafael Catalá tiene el dudoso honor de haberse convertido en el primer ministro reprobado por el Pleno del Congreso de los Diputados en lo que llevamos de Democracia. Un honor que convierte a su partido, el PP, en el primero en sufrir semejante varapalo. El Gobierno de Rajoy tiene el dudoso honor de contar con dos ministros reprobados, si bien el ex ministro de Interior Jorge Fernández Díaz, fue reprobado en la comisión de Interior y no en el Pleno de la Cámara, que es el máximo 'castigo' que puede recibir un ministro en sede parlamentaria. 

Desde que estallará el Caso Lezo, que investiga un supuesto caso de corrupción en el desvió de fondos públicos del Canal de Isabel II y que ha dado con Ignacio Gonzáles en prisión sin fianza, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha sido ampliamente cuestionado y acusado de injerencias en las investigaciones y en las actuaciones judiciales.

Se ha hablado de presiones a los fiscales, se han podido ver mensajes en los que Catalá emulaba a su amigo y jefe Rajoy deseándole suerte a González. Del famoso “Luis, se fuerte” al “ojalá se cierren pronto los líos". Pero también se ha señalado al líder de Anticorrupción por intentar paralizar o retrasar un registro que afectaba directamente a Ignacio González.

Ahora, Catalá ha sido reprobado a petición del PSOE y, pese a ello, asegura que cuenta con el apoyo de Rajoy, "que es lo que importa en democracia", y que no va a dejar su cartera. Parece no haberle afectado el hecho de estar sentado, casi en solitario, en su asiento en el Congreso mientras que todos los grupos de la oposición le criticaban acusaban y relacionaban directamente con las injerecnias en el caso Lezo

Reprobación ante la falta de explicaciones

Ante todo esto, Catalá ha apostado por una línea de defensa: negarlo todo. “¿Cuál ha sido la injerencia en el Caso Lezo?”, el PP “ha reforzado a la Fiscalía”, “la caza de brujas no existe”, “tenemos una Fiscalía 100% autónoma” o preguntarse “a qué viene todo este ruido” fueron sólo algunas de las afirmaciones usadas por Catalá para supuestamente explicar lo ocurrido en la Comisión de Justicia.

El PSOE advirtió. O Catalá daba explicaciones, o dimitía, o presentarían la reporbación. La presentaron y por ello Catalá ha sido reprobado con 207 votos a favor, los de PSOE, Podemos, ERC, PDeCat… En contra, ha tenido 134 y ninguna abstención.

Aun así, hay que recordar que la reprobación no es vinculante. Es decir, es una fórmula parlamentaria que no compromete al Gobierno. El Congreso ha señalado al ministro, ha votado para decir que Catalá ya no tiene la confianza de la Cámara, pero no significa que el presidente del Gobierno tenga que cesarle.

Eso sí, es un duro golpe para Catalá que queda tocado. La oposición cree que el ministro de Justicia tiene “implicaciones directas” con la investigación del Caso Lezo.

Primero fue Fernández Díaz

En octubre de 2016, se vivía la reprobación del que fuera por entonces ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, en la comisión de Interior constituída en el Congreso para investigar un intento de conspiración para conseguir que se publicasen informaciones desfavorables e impulsar investigaciones judiciales sobre políticos y partidos independentistas.

Eso es lo que se podía escuchar en las grabaciones de las reuniones que mantuvo el ministro con el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

Por esto, todos los partidos con representación en el Congreso de los Diputados, menos el PP, votaron a favor de la reprobación de Fernández Díaz.

Pese a la protección del PP, Fernández Díaz fue reprobado "por sus acciones y actitudes antidemocráticas y faltas de ética política, en contra de quienes piensan diferente del ministro".

 

Natalia Castro es redactora de El Plural