Política
López Miras con Pedro Antonio Sánchez durante el pleno de investidura de hoy en Murcia. (Foto: EFE)
López Miras con Pedro Antonio Sánchez durante el pleno de investidura de hoy en Murcia.
|
Fuente
:
EFE

Ciudadanos asegura la continuidad del Gobierno "marioneta" del PP de Murcia

El PSOE de la región habla de un 'nuevo' Gobierno dominado todavía por el dimitido presidente, Pedro Antonio Sánchez

0
Sáb, 29 Abr 2017

La Asamblea Regional ha designado este sábado presidente de Murcia al candidato del PP, Fernando López Miras, gracias a la anunciada abstención de los cuatro diputados de Ciudadanos, cerrando así los vaivenes dados en las últimas semanas, en las que dejaron la puerta abierta a la salida de los populares del Ejecutivo autonómico.

La votación se ha realizado tras la segunda sesión del pleno de investidura, en la que López Miras necesitaba la mayoría simple de los 45 diputados del hemiciclo para salir elegido, por lo que el apoyo de los 22 parlamentarios del grupo Popular y la abstención de la formación naranja le han bastado para alcanzar la presidencia.

En una breve sesión, el candidato ha vuelto a reclamar el apoyo de la Cámara para continuar con las reformas lideradas por el anterior presidente, Pedro Antonio Sánchez, que dimitió el pasado 4 de abril, un día antes de que el Parlamento debatiera la moción de censura presentada por el PSOE contra él, por estar involucrado en los casos Auditorio y Púnica, de presunta corrupción.

Ni palabra de la corrupción

"No soy más que nadie, pero no voy a permitir que ningún murciano sea menos que otro español", ha subrayado López Miras en su discurso de sólo 10 minutos, en el que ha insistido en que continuará reivindicando un mejor sistema de financiación autonómica, e infraestructuras históricas como el AVE o el aeropuerto.

Asimismo, ha reiterado su intención de rebajar impuestos, recuperar el Mar Menor, regenerar la Bahía de Portmán y defender el blindaje del trasvase Tajo-Segura, y ha insistido en que su Gobierno tendrá una especial sensibilidad con los más necesitados y trabajará por "la transparencia y participación ciudadana".

Por último, ha ofrecido de nuevo su "mano tendida pero firme" a la oposición, y ha afirmado que es "una persona prudente y responsable" que no será "el protagonista" de la región, sino que lo serán los ciudadanos.

Curioso que, durante su alocución, a pesar de que los asuntos de presunta corrupción en el que se ha visto involucrado el ex presidente, su sucesor no haya hecho referencia alguna al tema, así como tampoco al compromiso del PP de cumplir con las enmiendas que introdujo Ciudadanos en los Presupuestos autonómicos, y que era una de las condiciones de ese partido para facilitar la investidura.

"Presidente marioneta"

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, ha justificado su abstención en la necesidad de dar "gobernabilidad y estabilidad" a la región, y ha dicho a López Miras que tiene que ser un "folio en blanco" escrito con "valentía" y no convertirse en el "amanuense" del expresidente murciano.

El portavoz socialista y secretario regional del PSOE, Rafael González Tovar, ha asegurado que la elección de López Miras es un "grave error" que no solucionará la crisis institucional que vive Murcia desde hace tres meses, y ha abogado por "cambiar el rumbo" con un Gobierno alternativo.

A su juicio, López Miras será un "presidente marioneta" manejado por Pedro Antonio Sánchez y "sustentado con los hilos de los cuatro diputados de Ciudadanos", a los que ha acusado de abandonar su lucha por la regeneración democrática.

En cuanto a Podemos, su portavoz, Óscar Urralburu, ha considerado que "más que una investidura, este acto es una obstrucción a la justicia", ya que con el nuevo Gobierno se consolidará el apoyo a los casos de corrupción, y ha advertido de que la trama Gürtel ha llegado ya a la región.