Política
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante la rueda de prensa en la que ha valorado los presupuestos de 2017 - EFE
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante la rueda de prensa en la que ha valorado los presupuestos de 2017
|
Fuente
:
EFE

Revilla: "¡Vaya día para venir a Madrid, hay policía por todas partes!"

El presidente de Cantabria acudió a la presentación del libro 'Conspiraciones', de Jesús Cintora, en la que ha lanzado varias pullas al 'afable' Rajoy

0
Jue, 20 Abr 2017

El Círculo de Bellas ha acogido la presentación del nuevo libro de Jesús Cintora, cuyo título es Conspiraciones. Una obra que intenta desgranar los pactos fallidos de la izquierda y dentro del PSOE, entre otros asuntos que se mueven en las sombras.

El periodista ha estado muy bien acompañado por su "padre adoptivo", Miguel Ángel Revilla. El presidente de Cantabria ha entrado en la sala del recinto como una auténtica estrella del Rock. Jaleado por los allí presentes mientras comandaba la entrada del protagonista. Ignacio Escolar - director de eldiario.es - ha actuado como el otro padrino del libro del periodista. 

Las anécdotas han predominado durante toda la presentación de la obra de Cintora. Un libro que, por cierto, explica por qué la izquierda no gobierna en el país. Un hecho que, en palabras del presidente cántabro, se explica porque la izquierda no está unida, sino que hay dos grupos mayoritarios. Esta teoría ha sido refrendada tanto por Cintora como por Escolar.

El show de Revilla 

Como el libro trata temas de este tipo, los tres actores protagonistas hoy han tirado unos cuantos dardos a Mariano Rajoy. Revilla ha sido el más crítico con el Presidente. Eso sí, su intervención ha comenzado con un tratamiento irónico de las detenciones que se han producido en el PP de Madrid en los últimos días. "Vaya día para venir a Madrid, hay policías por todas partes", sentenciaba Revilla. 

Entre anécdotas y preguntas del público, Miguel Ángel Revilla ha repartido a diestro y siniestro y criticando el control que ejercen los poderosos sobre las personas, "aunque ya no es tan fácil", concluía el cántabro. Respecto al libro de su "hijo" Cintora, ha señalado que "refleja los entresijos de los que intentan colarnos las cosas y tienen poder para hacerlo", continuando con una crítica contra la no independencia del poder judicial. Sobre este asunto, Revilla soltó una pullita contra Moix - el nuevo jefe Anticorrupción, señalando que "cómo se resistía ayer a empapelar cuando hace años tardó cuatro meses en sacar un juicio contra Elpidio Silva, en una época en la que los procesos tardaban 10 años en salir". 

"No creo que este libro guste a nadie de los que salen en él", señala un Revilla que, acto seguido, contó sus experiencias en La Moncloa con Aznar y Rajoy. Del primero afirmó que apenas le hizo caso y le miraba con su bigote "de mala leche". Por su parte, le sorprendió que el actual Presidente saliera a recibirle con un paraguas "en un día lluvioso a la puerta" y, después de tener una charla amigable con él y de asegurar que accedería a todas sus peticiones, cosa que no fue cierta con el paso del tiempo. En esta reunión, Revilla le pronosticó el resultado de las elecciones generales de 2015 y le dijo que "ganarían ellos, pero no gobernaría Rajoy", algo que sorprendió al propio presidente. Revilla le explicó que Rivera apoyaría al PP, pero no a él, aunque "creo que en eso fue en lo único que me equivoqué", concluyó Revilla sacando las risas de los asistentes. 

Cintora refrendó esta teoría y asegura que esto también lo incluye en el libro. "Rajoy se hace el afable en las distancias cortas, pero las mata callando", confiesa el periodista, dando credibilidad a la historia de Revilla.