Política

Del machismo a la xenofobia: las ideas que defiende el eurodiputado polaco

Janusz Korwin-Mikke acumula varias multas por haber hecho comentarios xenófobos desde su escaño

0
Jue, 2 Mar 2017

“Por supuesto, las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes". Se digan dónde se digan y las diga quien las diga, estas declaraciones son claramente machistas e indecentes. Pero, aun así, el hecho de que se hayan pronunciado en el Parlamento Europeo hace que el escándalo sea aún mayor.

El protagonista de la polémica es el eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke. Puede que sea un desconocido en nuestro país y en muchos otros pero, lamentablemente, es una figura sobradamente conocida en su país y no por defender el progreso, la igualdad y la libertad precisamente.

Este político polaco es famoso por ser una de las figuras de la ultraderecha que defiende a ultranza ideas arraigadas en la xenofobía, la LGTIfobía, el machismo y racismo más puro. Tanto, que no ha dudado en terminar algunos de sus discursos desde su escaño con el saludo nazi.

Repasamos algunos de los momentos más polémicos protagonizados por Janusz Korwin-Mikke que muestran a la perfección las ideas que este político defiende y por qué Jacumula varias multas por haber hecho comentarios xenófobos desde su escaño.

1La inmigración como "basura humana"

Si de este eurodiputado polaco dependiese, Europa estaría fortificado con vallas y murallas para evitar la entrada de inmigrantes y refugiados. ¿Por qué? Pues porque asegura que a su país sólo llegan personas que “realmente no tienen ganas de trabajar”.

Es más, en varias ocasiones ha asegurado que los inmigrantes sólo salen de sus países y llegan a Europa para poder aprovecharse de los beneficios sociales y no para buscar trabajo. “Si abolieseis los beneficios sociales no habría gente que quisiera venir a Polonia y al resto de Europa para vivir de repartir folletos”, ha asegurado.

"La gente que desea trabajar son valiosos, pero están siendo enviados de vuelta a sus países mientras recibimos ese trabajo innecesario. La política de Europa es ridícula y nos inundada con basura humana. Dejemos claro esto: la basura humana que no quiere trabajar”.

2Anti Estado y eurófobo

Korwin-Mikke también es el protagonista de vídeos en los que se le puede ver andando a contracorriente entre una multitud que lanza cócteles molotov mientras él guarda la compostura.

Acto seguido, es el momento de desplegar un discurso en el que niega el papel del Estado en la sociedad ya segura que lo único que hace es quitarles el dinero y la libertad a los ciudadanos.

“Sueño con devolver a la gente una Polonia donde los padres tengan hijos y que no interfiera en ellos el Estado, que su dinero no lo robe el Estado”, dice para añadir ideas como: “Que los padres sean responsables de sus hijos y les permitan crecer sin estar en constante presión por que puede ser que vayan a la cárcel por darles un azote"

3Y para despedirse… el saludo nazi

Pero quizás el ejemplo más visual sea pueda ver en el siguiente vídeo. Unas imágenes que muestra cómo, después de defender sus ideas ultraderechistas, este eurodiputado se despide desde su escaño con el saludo nazi.

4¿Las mujeres? Más tontas y más débiles

En el Parlamento Europeo se debatía sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres. Un tema idóneo, o eso debió de pensar él, para que Korwin-Mikke explicase por qué es correcto que las mujeres ganen menos.

"¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros cien jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto, las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes". Esta fue la exposición del político polaco, unas palabras que no quedaron sin respuesta. Por suerte, allí estaba la parlamentaria socialista española Iratxe García para responderle: "Sé que le duele que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos”.

5Si eres menos, cobras menos

Y hay segunda parte. Lejos de sentirse humillado por su compañera eurodiputada que añadió: “Yo aquí vengo para defender a las mujeres europeas de hombres como usted", Korwin-Mikke ha seguido defendiendo su tesis ante los periodistas.

Para él, si eres menos, debes cobrar menos. En su cabeza tiene sentido que como las mujeres son más débiles deben cobrar menos ya que esto mismo ocurre en otros ámbitos. Según ha explicado en la NBA pasa algo similar: los jugadores que son “bajitos” cobran menos que los más altos.

 

Natalia Castro es redactora de El Plural