Garbanzos con acelgas y panceta y empanadillas al gusto

0
Vie, 19 Feb 2016



 

Garbanzos con acelgas y panceta.

¿Con qué?

Trescientos gramos de garbanzos, un manojo de acelgas frescas, vinagre, cuarto de panceta, aceite de oliva, una cebolleta, un tomate maduro, una hoja de laurel, pimentón y sal.

¿Cómo?

El día anterior ponemos los garbanzos a remojo. Escaldamos las acelgas después de limpiarlas –hilos incluidos- en agua con una gota de vinagre. Se retiran al comenzar a hervir y se ponen en la olla exprés con los garbanzos, la panceta, unas gotas de aceite de oliva, el tomate enero, la hoja de laurel, agua –poca- y sal. Cuece doce minutos, apagamos y dejamos enfriar para abrirla. Escurrimos, retiramos la panceta y la cortamos en tiras; en una sartén con dos cucharadas de aceite pochamos la cebolleta cortada en dados y cuando está trasparente echamos la panceta para dorarla un poco, retiramos del fuego, espolvoreamos un poco de pimentón, removemos y lo echamos todo sobre los garbanzos con acelgas y servimos muy caliente.



 

Empanadillas al gusto.

¿Con qué?

Dos paquetes de masa para empanadillas, relleno de empanadillas al gusto –carne picada, atún o cualquier otro relleno- una cebolleta, un pimiento, un tomate, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Preparamos el relleno para las empanadillas: si es carne picada, salamos le echamos un huevo y mezclamos bien con un poco de cebolleta, pimiento y tomate picados; si es atún hacemos lo mismo sin el huevo; si fuese zorza no es necesario añadirle nada. En cada lámina de masa preparada –suelen ser redondas- ponemos el relleno elegido con una cuchara, doblamos la masa y con un tenedor apretamos los bordes y freímos en bastante aceite muy caliente. Las colocamos en una fuente con papel de cocina para que escurran el aceite. Se pueden acompañar de una ensalada verde.

Naranjas preparadas con azúcar moreno.

El coste de los productos de este menú no supera los 12 euros.