¿Dieta mediterránea o estilo de vida mediterráneo?

0
Mar, 11 Jul 2017

". . Sería erróneo insistir demasiado en la uniformidad de la dieta mediterránea. . Hay grandes diferencias entre los países mediterráneos. Y en el caso de España y Francia, es necesario concentrarse en las partes mediterráneas de estos países. Por ejemplo, en la Francia mediterránea, el consumo per cápita de cordero es el doble que el de Francia en su conjunto, mientras que sólo se consume la mitad de la mantequilla " ("The Mediterranean Way"Keys 1975, 38).

Esto escribía Ancel Keis, el gran estudioso de la dieta y la vida mediterránea en 1975. Así la definía en 2011 un ensayo de la universidad de Minnensota: "La Dieta Mediterránea describe los patrones alimentarios de las culturas tradicionales alrededor de la Cuenca Mediterránea. Por lo tanto, es bastante variada, incluso entre las cocinas familiares de Italia, España, Francia y Grecia, e incluso entre las regiones meridional e interior de esos países. Entonces, piensa en los diferentes alimentos y cocinas de África del Norte, el Cercano y Medio Oriente, y de vuelta a los Balcanes".

El investigador de la misma universidad, David Jacobs habla de esta manera sobre las recomendaciones de hoy para la dieta: "Un patrón de dieta rica en alimentos vegetales que son altos en compuestos biológicamente activos... se ha demostrado una y otra vez que se asocia con un riesgo reducido. Por lo tanto... intentar formular recomendaciones de dieta totalmente basado en los alimentos tiene sentido para mí. Todos los argumentos actuales van alrededor de nutrientes, con la excepción del azúcar, que es una monomolécula que por definición compite con otros alimentos que son mucho mejores transportadores de una amplia variedad de sustancias bioactivas".

Muchos creen que la dieta mediterránea es más un reclamo comercial que una verdadera dieta con cualidades particulares. Sin embargo es evidente que la forma mediterránea de vida tiene, entre sus particularidades, una forma concreta de alimentarse. Podríamos decir que hay ciertos patrones alimentarios alrededor de este antiguo mar: incluyen la base de los alimentos vegetales: granos enteros y productos de grano (pasta, cuscús, pan), legumbres (guisantes, garbanzos, alubias y lentejas), nueces, verduras y frutas, el aceite de oliva y, un alimento básico en las áreas no musulmanas, vino. Y no habría que olvidarse del alimento que nos da el mar, el pescado y marisco, y los animales que se crían en las casas, pollos, conejos, etc.

Sorprendentemente, hoy en día, muchos expertos en nutrición en el mundo occidental y en la región mediterránea dicen que la dieta mediterránea tradicional ya no existe. Seguramente, cada vez menos personas comen los productos comunes descritos anteriormente, y muchos niños nunca han comido de esa manera ni vivido en los patrones simples de las culturas tradicionales. Estas fueron las sociedades que visitó Keis y medir en el Estudio de los Siete Países, que comenzó en los años cincuenta.