Pochas con almejas y chuletas de cerdo empanadas con patatas

0
Vie, 19 Mayo 2017

Pochas con almejas.

¿Con qué?

Uno o dos paquetes de pochas congeladas, un kilo de almejas, una cebolleta, un limón, un tomate maduro, una copa de vino blanco Ribeiro, sal, aceite de oliva y dos hojas de laurel.

¿Cómo?

Ponemos las pochas, sin descongelar, en una cazuela con bastante agua, sal, las hojas de laurel, el tomate, la cebolleta y unas gotas de aceite durante quince minutos; escurrimos, guardando una taza de caldo, y reservamos. En una sartén vertemos dos cucharadas de aceite, la taza de caldo guardada, el vino y un poco de limón, cuando está hirviendo echamos las almejas y dejamos que se abran; cuando estén las añadimos a las pochas, colamos un vaso del caldo de las almejas y tiramos el resto. En el líquido colado trituramos la cebolleta y el tomate cocidos con las pochas, lo echamos en la cazuela de las pochas, calentamos cinco minutos y servimos.

Chuletas de cerdo empañadas con patatas.

¿Con qué?

Ocho chuletas de cerdo de palo y solomillo, aceite de girasol, sal, seis patatas medianas, dos huevos, pan rallado, dos dientes de ajo, vinagre y pimienta.

¿Cómo?

En la carnicería pedimos que las chuletas de cerdo sean de palo y con solomillo. Salpimentamos las chuletas y rociamos con unas gotas de vinagre una hora antes de freírlas. Pelamos las patatas y las cortamos en tiras y las freímos con bastante aceite muy caliente, para que queden tiernas y crujientes. Pasamos las chuletas por el huevo batido, empanamos y freímos en el mismo aceite en el que hemos hecho las patatas, cuidando de cambiarlo si se llena de pan rallado frito. Servir una chuleta por comensal y las patatas en el centro.

Crema de yogur con fresón, se limpian las fresas -ahora están muy bien de precio- se baten varios yogures naturales en un cazo y se le añade el fresón cortado con un poco de azúcar moreno.