En Francia

La opinión pública obliga a Yves Saint Laurent a retirar una campaña de publicidad

Lun, 13 Mar 2017

El uso de las mujeres de forma sexista en la publicidad es algo habitual en el mundo de hoy. Las mujeres objeto son a la publicidad lo que las flores a la decoración de interiores: resaltar el atractivo del producto e incitar a su consumo, en algunos casos, apelando a los más bajos instintos.

Los organismos estatales que velan por la limpieza de la publicidad se han fijado poco, hasta ahora, en estos detalles. Estaban más pendientes de la veracidad de los que se dice del producto que de la forma o la imagen con que se quiere vender. Pero las cosas pueden empezar a cambiar.

En Francia, una de las grandes firmas de la moda –Yves Saint Laurent- ha tenido que retirar una campaña de publicidad forzado por el clamor de la opinión pública en su contra.

Los hechos: En los días cercanos al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las calles de París amanecieron empapeladas con dos imágenes de mujeres con poses que muchos consideraron denigrantes, una de ellas con las piernas abiertas mostrando su ropa interior, la otra un poco menos provocativa, con unas piernas kilométricas al descubierto.

La polémica estallo en la ciudad del Sena y el organismo que regula la publicidad en Francia recibió miles de quejas en pocas horas.  La ARPP -Autorité de Régulation Professionnelle de la Publicité- se vio obligado a emitir un comunicado en el que, entre otras cosas, se afirmaba: “Las posturas de las modelos coinciden con la idea de mujer objeto, sugieren una idea de sumisión sexual, crean estereotipos sexistas y son susceptibles de impactar en la sensibilidad pública”. Yves Saint Laurent retiró la campaña, pero la polémica sigue.

Con una campaña más políticamente correcta la empresa francesa de la moda, ¿hubiese conseguido el impacto mediático que ha conseguido con esta provocación? Es indudable que no; todos los días se lanzan al mercado productos nuevos y antiguos con miles de campañas de publicidad que pasan muy desapercibidas para el consumidor. Sólo las que se salen de lo convencional llegan a la opinión pública si general polémica y los medios de comunicación se hacen eco de esa polémica.

La indignación popular tampoco estuvo exenta del momento en el que se lanzó la campaña, en torno a la celebración del día internacional de la mujer, que reivindica la igualdad social, salarial, de trato y respeto, como el hombre. ¿Inoportunidad o provocación de los creativos publicitarios?