Los grafitis eran otra constante en los estudiantes del Siglo de Oro, realizados con almagre muchos de ellos siguen siendo visibles en la actualidad.