Economía
Agentes de Bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Archivo
Agentes de Bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, Estados Unidos
|
Fuente
:
EFE/Archivo

10 años de crack de las hipotecas ‘subprime’, el inicio de la Gran Recesión

Recordamos cómo la concesión de créditos imposibles en EE.UU., unida a la desregularización tuvo consecuencias mundiales que aún hoy estamos viendo

0
Lun, 7 Ago 2017

Parece que no ha pasado tanto pero el estallido oficial de la mayor crisis económica de la historia cumple 10 años. El 8 de agosto de 2007 fue un día marcado en negro en los mercados internacionales que vieron cómo el Dow Jones cerró con su mayor caída en cuatro años por el temor a la crisis hipotecaria.

Todo empezó cuando la crisis de las hipotecas subprime, o hipotecas basura, se extendió por los mercados financieros de Estados Unidos: un hecho que fue el detonante de la fatídica crisis financiera de 2008-2015 en el plano internacional.

Concretamente, se trataban de un tipo especial de hipoteca, preferentemente utilizado para la adquisición de vivienda, y orientada a clientes con escasa solvencia, y por tanto con un nivel de riesgo de impago superior a la media del resto de créditos.

La crisis hipotecaria de 2007 se desató cuando en que los inversores percibieron señales de alarma. La elevación progresiva de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, así como el incremento de las cuotas de esta clase de créditos hicieron aumentar la tasa de morosidad y el nivel de ejecuciones.

Esta reacción en cadena ante un sistema piramidal de compra y recompra de deuda por fondos de inversión a partir de estas hipotecas nada seguras produjo que en el mes de julio de 2007, según la Reserva Federal, las pérdidas generadas por las hipotecas subprime se situaban ya entre los 50.000 y los 100.000 millones de dólares.

A este derrumbe del mercado crediticio le siguió el derrumbe de alguno de los principales bancos fondos de inversión alrededor del mundo como la entidad de inversión Bear Stearns, los fondos BNP Paribas, la American Home Mortgage, la quiebra del el National City Home Equity, la nacionalización del Northern Rock, un banco inglés especializado en hipotecas, las importantes pérdidas en las inversiones del principal banco alemán, el Deutsche Bank y los problemas de la mayor aseguradora del mundo, AIG, que acabó desapareciendo.

Durante los 19 meses que duró se perdieron 8,7 millones de empleos y el Dow Jones cayó hasta los 13.270 puntos

El origen

Son muchos los estudios que han intentado dar una explicación a esta grave crisis económica que no se vivía desde el crack de 1929, al igual que son muchos los factores que se han señalado como causantes.

Todo comenzó en el 2002. El entonces presidente de EE.UU., George W. Bush, pidió ayuda al sector privado, con miras a que el mercado de capitales facilite el financiamiento hipotecario a personas de ingresos más bajos. En este momento aún estaba muy reciente el atentado contra las Torres Gemelas y el impacto de la crisis de las empresas tecnológicas del año 2000.

Tras el anuncio de Bush, la Reserva Federal redujo las tasas de interés de 6% a solo 1% en unos cuantos meses. El dinero estaba tan barato que los bancos y agentes hipotecarios iniciaron una agresiva expansión del crédito hipotecario.

Este crecimiento de créditos alcanzó a personas a quienes realmente no debió alcanzar, lo que propició la especulación inmobiliaria, con la correspondiente burbuja que infló los precios.

Por otro lado, tenemos que remontarnos más atrás, concretamente a 1999 cuando la Administración Clinton decidió romper con la Ley Glass-Steagall, nombre con el que se conoce la Banking Act o Ley de Bancos de los Estados Unidos de 1933, por la que se decretaba la separación total entre la banca de depósito y la banca de inversión (bolsa).

Desde ese momento de su derogación los bancos comerciales pudieron tomar más riesgos, lo que unido a la especulación hipotecaria ya mencionada propició la compra y recompra de estas deudas alrededor del mundo transfiriendo el riesgo de las subprime a los bonos de deuda y las titulizaciones, y de ahí a fondos de pensiones y de inversión, lo que. con el estallido de la hipotecaria americana, también explotó.

Tras la crisis de las hipotecas subprime, muchos han sido los políticos y economistas que han pedido volver al modelo Glass-Steagall. La Administración Obama ya anunció en 2010 propuestas para endurecer las reglas de los mercados financieros en este sentido y recientemente el presidente Donald Trump ha apostado por volver a esta regulación financiera.

Las consecuencias

El crack de las hipotecas subprime, unido a los delitos cometidos por los bancos, la crisis alimentaria mundial y energética y la amenaza de una recesión en todo el mundo provocaron lo que hoy en día se conoce como la Gran Recesión.

2007-2009 World Financial Crisis.svg

Crisis financiera mundial de 2008-2009    Países en recesión oficial (dos trimestres consecutivos o más)    Países en recesión no oficial (un trimestre)    Países con desaceleración superior al 1.0%    Países con desaceleración superior al 0.5%    Países con desaceleración superior al 0.2%    Países en crecimiento (Entre 2007 y 2008, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional de diciembre de 2008)    N/A - Fuentes Wikipedia

Las consecuencias económicas y políticas de este desplome financiero fueron de tal magnitud que aún seguimos viéndolas 10 años después. La ruptura del euro, la crisis de la deuda soberana de Grecia, el Brexit, los movimientos como Occupy Wall Street o el 15-M u otros populismos, así como el mantenimiento por parte de los bancos centrales de tipos de interés bajos y la compra de deuda soberana para mantener las economías nacionales.