Economía
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE/Archivo
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde
|
Fuente
:
EFE/Archivo

El FMI recomienda subir las pensiones sólo un 0,25% anual

El organismo internacional revisa al alza el crecimiento español, pero recomienda jubilarse más tarde y más planes privados

0
Mar, 18 Jul 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado este martes su análisis de la economía española, en cumplimiento de su labor recogida en su conocido Artículo IV. En este último informe destacan las recomendaciones que el organismo internacional hace a nuestro país en materia de pensiones, un tema con una situación muy delicada en estos momentos.

El Fondo estima que el sistema de pensiones solo será sostenible si se prolonga la vida laboral y se incentivan los planes de pensiones privados, al tiempo que destaca que con un alza anual del 0,25% “la pensión de un jubilado español seguirá estando sobradamente por encima de la media europea”.

Por eso considera “esencial” que se apliquen las reformas en su totalidad y se eviten ajustes puntuales como, por ejemplo, el índice de revalorización de las pensiones, porque “la carga del ajuste debería repartirse entre las generaciones y dentro de las mismas”.

Crecimiento al alza

A parte de estas recomendaciones, el FMI ha elevado su previsión de crecimiento de la economía española, que ahora cree que crecerá un 3,1% este año, pero recomienda más fusiones y saneamiento bancario, ahondar en las reformas económicas y elevar el IVA para reducir la deuda pública y el déficit.

Tras cuatro años de “impresionante” expansión económica y creación de empleo, el FMI se une a la lista de instituciones que mejoran sus previsiones sobre la economía española, aunque advierte de que este ritmo de crecimiento, con tasas por encima del 3%, será difícil de mantener a medio plazo.

Las reformas acometidas en los últimos años, reconoce el FMI en su último informe presentado en Madrid, han hecho de España un país “más flexible, competitivo y resistente”, con un sector servicios muy dinámico orientado a la exportación que ha permitido no depender tanto de la construcción.

Aun así, con una “elevadísima” deuda pública y una tasa de paro estructural “muy alta”, el FMI aconseja proseguir con las reformas e insiste en subir el IVA, además de revisar algunas partidas de gasto, como el farmacéutico, y mejorar la productividad de la economía ante el continuo envejecimiento de la población.

El FMI no ha querido entrar en el debate de si ha llegado el momento de subir los salarios en España, con el argumento de que compete a los agentes sociales, aunque ha destacado que algunos sectores han ganado productividad en los últimos años.

Más fusiones bancarias

Durante la presentación de las conclusiones del análisis que una vez al año realiza el organismo, la jefa de la misión para España, Andrea Schaechter, y el responsable del sector financiero, Udaibir Das, también han insistido en que los bancos españoles deben seguir mejorando su rentabilidad.

Una forma de conseguirlo es mediante las fusiones bancarias porque, aunque creen que la reciente ronda de consolidación del sector es un avance positivo, sigue existiendo margen.

No obstante, Udaibir Bas no ha querido precisar cuál sería el número óptimo de bancos, algo "muy difícil" de delimitar, ya que depende de varios factores, del tipo de negocio, del tipo de banco; lo cierto es que ahora, ha añadido, "el sector es más eficiente".

También han pedido que el propio sector financiero continúe con su saneamiento porque los activos improductivos y morosos se han reducido notablemente tras el estallido de la crisis, pero aun "se mantienen relativamente elevados en unos cuantos bancos".

En conjunto, "España ha reestructurado muy satisfactoriamente su sistema financiero desde la crisis", ha dicho Bas, que no obstante ha admitido que el organismo "aún no está convencido de que hayan desaparecido todos los riesgos".

Los expertos no han querido valorar la intervención del Banco Poppular y su posterior venta al Santander por un euro, y se han limitado a explicar que la "rápida" resolución ha eliminado una fuente de incertidumbre en el sector, que sigue en proceso de consolidación y debe mejorar su rentabilidad y sus reservas de capital.