Economía
Los examinadores de tráfico de toda España están llamados a una huelga de larga duración ante la falta de respuesta por parte de la DGT. EFE/Archivo
Protesta de los examinadores de Tráfico.
|
Fuente
:
EFE/Archivo

90% de los examinadores de tráfico secundan el primer día de huelga

Se suspenden 7.000 pruebas prácticas y la DGT se plantea incorporar personal de las Fuerzas Armadas

0
Lun, 19 Jun 2017

Los examinadores de tráfico de toda España están llamados desde este lunes a una huelga de larga duración ante la falta de respuesta por parte de la DGT a los problemas del colectivo, una protesta que, según los sindicatos, podría suponer el 'colapso' de los exámenes en los meses de mayor demanda.

La jornada de huelga convocada por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) con el apoyo del sindicato Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha obligado a paralizar la mayoría de los centros de exámenes y las pruebas previstas para hoy. Se han suspendido más de 7.000 pruebas prácticas en toda España según ha comunicado CSIF en un comunicado.

El seguimiento realizado en las principales capitales: Madrid (80%), Barcelona (88%), Sevilla (90%), Málaga (100%) Valencia (70%), Bilbao (87,5%), Coruña y Santiago (100%) y Logroño (100%)

Hasta el 31 de julio,  Axetra ha convocado huelga todos los lunes, martes y miércoles, de modo que solo se examinará con normalidad dos días por semana. Una situación lamentada por las autoescuelas debido a los daños colaterales que este conflicto provoca en el sector justo en plena campaña de verano. “No pueden utilizar de rehenes a las autoescuelas para conseguir lo que quieren”, ha declarado a EFE Ricardo Cano, miembro de la patronal de las autoescuelas.

Mañana, martes, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha convocado una reunión para analizar la situación y propondrá la incorporación a la plantilla de personal procedente de las Fuerzas Armadas, concretamente de Tropa y Marinería. Hecho que CSIF considera “un despropósito” y advierte que cualquier incorporación debe “respetar los derechos constitucionales”. Fuentes de la DGT consultadas por Efe han mostrado la voluntad de seguir negociando en las próximas semanas para encontrar una solución.

El colectivo denuncia la escasez de plantilla (unos 700, 200 menos que antes de los recortes), según sus propios datos, y la continua la fuga de funcionarios por las condiciones que se imponen desde la administración. El pasado jueves, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, se reunió con el comité de huelga, pero sus propuestas no sirvieron para desatascar el conflicto, toda vez que no admitió la subida del complemento específico, una de las principales demandas de los examinadores.

Los examinadores ya estuvieron en huelga en 2015, protesta que terminó con un acuerdo con la DGT que -según denuncian- no se ha plasmado ni en relación con los complementos retributivos ni en la mejora de las condiciones de seguridad a la hora de entregar los resultados.