Economía
alvaro_nadal_ministro_de_energia
Álvaro Nadal en su primera comparecencia en el Congreso
|
Fuente
:
EFE

El Gobierno propone cargar el bono social de la luz también a las comercializadoras

El Supremo tumbó la modificación hecha por el PP del bono que creó Zapatero

0
Jue, 24 Nov 2016

El Gobierno está obligado a rediseñar el bono social de la luz tras la sentencia del Tribunal Supremo en la que se da la razón a las eléctricas y considera discriminatorio que solo las 23 grandes paguen dicho el coste de esa ayuda. El bono social de la luz fue creado por el Gobierno de Zapatero en 2010 como una de las medidas sociales para compensar los ajustes por la grave crisis. El Gobierno de Rajoy lo modificó en 2012 recayendo su coste exclusivamente en las grandes empresas, quienes demandaron al Ministerio de Industria.

Distribuir el coste entre 200 empresas

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal iniciará contactos este jueves con los grupos parlamentarios la modificación del bono para no cargar más el déficit del Estado o que los 200 millones que cuesta implique una subida del recibo de la luz.  La propuesta será trasladada por el propio Nadal a los portavoces de Energía de los distintos grupos parlamentarios en una reunión en el Congreso de los Diputados. Se trata de un cambio sustancial que repartiría el coste del bono entre más de 200 sociedades distintas, desde las 23 que lo pagan actualmente, al incluirse a todas las empresas comercializadoras. La mayor parte sería aportada por las grandes eléctricas al tener un mayor número de clientes.

Qué es el bono social

El bono social es un mecanismo que ofrece un descuento del 25% en la factura eléctrica a familias numerosas, hogares con todos sus miembros en paro, viviendas con una potencia contratada mínima inferior a 3 kilovatios (KW) y pensionistas con rentas mínimas. El Ministerio de Energía está también abierto a modificar el propio reparto de los beneficiarios del bono social.

Las eléctricas piden que se vincule a la renta

Las eléctricas han iniciado una campaña con la que pretenden redistribuir la ayuda siguiendo los criterios de renta, lo que dejaría a familias numerosas con elevados ingresos y a viviendas pequeñas cuyos residentes no tengan problemas económicos sin la rebaja.

El ministro ha reconocido que en España hay cinco millones de personas en una situación de «vulnerabilidad energética» y situó en el 10,1% el porcentaje de hogares que no puede calentar su vivienda en invierno, según las cifras que adelantó del Instituto Nacional de Estadística (INE). En este sentido esgrimió que la pobreza energética está vinculada «en un 80%» a problemas de renta, si bien también apuntó al coste de la energía y al mal aislamiento térmico del parque nacional de viviendas como otras causas del problema.

 

Angélica Rubio es directora de ELPLURAL.COM