Comunicación
El machismo sigue siendo una asignatura pendiente que, a veces, pasa desapercibida. EFE
El machismo sigue siendo una asignatura pendiente que, a veces, pasa desapercibida.
|
Fuente
:
EFE

De Aznar a El Fary: la alargada sombra del machismo en televisión

Aunque en las últimas semanas se ha desatado la polémica, no es la primera vez que el machismo muestra su cara más conservadora frente a las cámaras

0
Sáb, 6 Mayo 2017

La línea que separa los límites del machismo y del feminismo sigue dando que hablar. Tras la polémica entrevista de Pablo Motos a las protagonistas de la nueva serie de Netflix, ‘Las chicas del cable’, ha emergido una gran cantidad de comentarios defendiendo una parte y otra, aunque muchos de ellos sostienen que ciertas fases de la entrevista no estuvieron a la altura.

Hace unos días fue el turno del actor Yon González, quien concedió una entrevista a Mariló García junto a otros dos protagonistas masculinos de la serie ‘Las chicas del cable’ y que, precisamente, dio pie a un primer comentario que no resultó del todo atinado: “hay chicas guapas en la serie que merece la pena ver sólo por eso”.

Además, cuando Sergio Mur insistió en que la serie quiere reflejar el machismo propio de la época, Yon añadió que “es verdad que el machismo se cuenta siempre a favor de la mujer”.

Fueron unas palabras que no calaron del todo en los espectadores y que, probablemente, hagan que nos volvamos a cuestionar el nivel de machismo y micromachismos que muy a menudo se detectan. ELPLURAL.COM ha querido recuperar algunos de esos momentos en los que los hombres han querido sentirse muy hombres. Nunca mejor dicho. 

1El famoso bolígrafo de Aznar

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, reaccionó de una manera muy sorprendente después de que en acto público Marta Nebot, periodista de Cuatro, le preguntara: “¿se inspiró usted en el señor Pastrana cuando dijo el Movimiento de Liberación Vasco en su época”.

Aznar, tras escuchar esta pregunta y firmar el libro que le entregó la periodista, decidió meterle el bolígrafo en su escote, negándose a responder y costándole un toque de atención del PSOE, que en su momento le obligó a disculparse. 

2El Fary y los hombres blandengues

Hace varios años, en una entrevista clásica, El Fary abrió el corazón a los españoles con su teoría de ‘el hombre blandengue’. En su opinión, esa aversión suya era compartida por la mujer, que “es una granujilla” y se “aprovechaba mucho” de este tipo de hombres.

Aun así, El Fary siempre sacó pecho de su amor hacia la mujer, a quien “valora mucho en esta vida” y pensaba que la vida con ella tenía “un sentido enorme”. Eso sí, “cada uno en su sitio”. 

3El fútbol, un deporte no apto para "señoritas milindris"

En el programa ‘La Goleada’, emitido por 13TV, una de las tertulias que comúnmente se mantenían acabó desembocando en el fútbol femenino, en donde Cristobal Soria, uno de los tertulianos habituales, cuestionó que el fútbol fuera un deporte moldeado para “señoritas milindris”.

Soria justificó su argumento explicando que “no tiene nada que ver con que el hombre o la mujer sea mejor, sino que se trata de un argot futbolero” y que hay partidos en donde “la testosterona tiene que ser por dos”

4"El debate con una mujer es complicado"

“El debate con una mujer es complicado. Si demuestras superioridad intelectual o la acorralas, es machista”. Esta fue una de las impresiones que el líder de la candidatura del PP a las elecciones europeas de 2014, Miguel Arias Cañete, sacó de su cara a cara televisivo en ‘Espejo Público’, de Antena 3.

Arias Cañete explicó que el debate con su adversaria socialista, Elena Valenciano, fue una muestra de los socialistas por querer apelar a las “sensaciones” de los ciudadanos y querer tocar “todos los ámbitos donde creen que pueden sacar votos”. 

5Cazada a Salvador Sostres en un intermedio

El boletín que semanalmente distribuye UGT, uno de los tres sindicatos que tienen representación en la televisión pública madrileña, sacó a la luz una nueva polémica de otro de los contertulios de Telemadrid. Salvador Sostres, entre otras cosas, aseguró que lo que a él le gustaban eran "las chicas jóvenes, de 17, 18, 19... es ahí donde está la tensión de la carne".

Durante un intermedio de publicidad en el programa 'Alto y Claro', Salvador Sostres fue cazado diciendo todo tipo de perlas, desde comentarios sexuales sobre las "chicas jóvenes en su punto de tensión sexual" hasta comentarios racistas sobre los marroquíes.