Comunicación
Salvador Sostres, Carlos Herrera, Juan Carlos Girauta y Arcadi Espada.
Salvador Sostres, Carlos Herrera, Juan Carlos Girauta y Arcadi Espada.
|
Fuente
:
EP.

Los comentarios sexuales de Sostres sobre las niñas, tema de broma en ‘Herrera en COPE’

“¡Están las madres recogiendo a las niñas!”, dijeron tras anunciar que el contertulio acudiría a la feria de Sevilla

0
Sáb, 29 Abr 2017

Insigne sevillano, este puente Carlos Herrera disfrutará de la feria de abril de Sevilla. Así lo ha reconocido este viernes el locutor en su programa de la COPE. “Está diluviando en Huelva. Lo cual quiere decir que viene para acá todo el agua del mundo. ¡Ya veremos si esta tarde toreamos o nadamos!”, manifestó el periodista antes de anunciar que su polémico colaborador, Salvador Sostres, también visitaría la ciudad.

“¡Atención!: Hoy ha sido anunciado Salvador Sostres en la ciudad”, dijo Carlos Herrera. Acto seguido, en tono de guasa, añadieron en su programa: “¡Están las madres recogiendo a las niñas!”.  Una broma poco afortunada -y más si se tiene en cuenta que se realiza desde la emisora propiedad de la Conferencia Episcopal-, que guarda relación con uno de los capítulos más bochornosos ocurridos en la antigua Telemadrid.

El vídeo de la vergüenza
El episodio ocurrió en noviembre de 2010. El articulista fue grabado durante una pausa publicitaria haciendo comentarios soeces y rozando la pedofilia, a raíz de la emisión de algunas imágenes de un desfile de Victoria Secret. Sus desafortunados comentarios fueron captados durante una pausa publicitaria y subidos a internet. 

En la conversación, en la que Sostres hablaba de las niñas de 17 años que no huelen a "ácido úrico", el columnista era apoyado por Alfonso Ussía, quien señalaba "¡qué maravilla!", mientras San Sebastián le reprocha que tuviese una mente enferma. El esperpento subió de nivel cuando la presentadora le reprochó que hubiese “niños" en plató y les preguntase de qué colegio venían. Ellos respondieron que de “Cataluña y Rabat”, lo que le valió a Sostres para hacer otro comentario inaceptable: “Son de Rabat, no te preocupes, ahí llevan todo suelto".