Cataluña
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el acto del PDeCAT que daba inicio a su campaña por el 'sí' a la independencia.

Puigdemont ironiza con la idea de que el Gobierno se reúna en agosto por el referéndum

El president de la Generalitat asegura que "nada podrá impedir que abran los colegios con normalidad el 1-O"

0
Mié, 2 Ago 2017

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este miércoles que "nada podrá impedir que abran los colegios con normalidad el 1 de octubre" y ha remarcado que la agenda soberanista seguirá "al margen" de cuándo se reúna o lo que decida el Consejo de Ministros.

Tras estas palabras, no ha dudado en ironizar y poner más que en duda la efectividad del anuncio del presidente del Gobierno Mariano Rajoy, que ha dicho que es muy posible que tenga que convocar de forma extraordinaria un Consejo de Ministros en agosto si se sigue avanzando hacia el referéndum del 1 de octubre.

¿Si se convoca?

De reunirse los ministros y el presidente Rajoy, posiblemente sería el día 16, fecha en la Mesa del Parlament prevé admitir a trámite la ley de referéndum del 1-O.

Según ha dicho, con un claro tono de ironía, de ser así el Consejo de Ministros demostraría tener una gran “vocación de trabajo”. “Respeto la vocación de trabajo del Consejo de Ministros. Ojalá siempre fuera así”, ha dicho el president en un chat con ciudadanos mediante la aplicación móvil Zonetacts. El presidente de Cataluña ha respondido así a las preguntas que los ciudadanos le enviaban.

Uno de los temas por los que han preguntado a Puigdemont ha sido sobre su posible reacción a la convocatoria a este posible Consejo de Ministros extraordinario. El president ha recordado que el Govern tiene su propia agenda “al margen de lo que decida hacer” el Ejecutivo de Rajoy.

Lucha por el Referendum       

Pese a que Rajoy ha vuelto a decir que no habrá referéndum, Puigdemont ha insistido en que habrá urnas y que "nada podrá impedir que abran con normalidad" los colegios electorales el 1 de octubre. También ha dudado de que "en democracia se pueda inhabilitar a alguien por cumplir con lo aprobado por el Parlament".

En cuanto a los apoyos internacionales a una hipotética Cataluña independiente, Puigdemont ha afirmado que "nos los tenemos que ganar y la mejor manera es enviar un mensaje claro el 1 de octubre".

Ha destacado que no trabaja en el supuesto de una declaración unilateral de independencia, sino en hacer un referéndum, lo que es "la mejor declaración que puede hacer el país".

Para el presidente catalán, en una eventual Cataluña soberana las relaciones con España debería ser "siempre las mejores, en beneficio mutuo". Aunque Puigdemont ha indicado que la "democracia española es mejorable", ya que "la separación de poderes no es evidente" y existe a su juicio una "guerra sucia desde el aparato del Estado".