Cataluña
El cabeza de lista de CDC a las elecciones generales, Francesc Homs (i) y el presidente del partido, Artur Mas, participan en el mitin de la formación hoy en Cervera. EFE
El exconseller de Presidencia Francesc Homs se abraza al expresident Artur Mas
|
Fuente
:
EFE

Homs, contestón y los jueces le advierten: “Esto no es su casa”

El exconseller de Presidencia Francesc Homs está siendo juzgado por desobediencia al Tribunal Constitucional en la consulta del 9N

Lun, 27 Feb 2017

El presidente del tribunal que juzga al diputado de PDeCAT y exconseller de Presidencia Francesc Homs por desobediencia al Tribunal Constitucional en la consulta del 9N, el magistrado Manuel Marchena, le ha recordado al acusado que el Supremo "no es su casa".

"En mi casa me enseñaron a no interrumpir", se ha quejado Homs al poco de comenzar su interrogatorio por el fiscal. "Esto no es su casa, pero puede decir cuanto quiera en su defensa", le ha respondido Marchena.

El diálogo da idea de una comparecencia que se ha desarrollado con formas exquisitas pero indudable tensión, sobre todo en el comienzo del intercambio de frases con el fiscal, Jaime Moreno. El juicio ha tenido en la mañana de este lunes su capítulo principal, con la declaración del imputado, y seguirá esta tarde.

Los protectores de Homs

Homs ha llegado al Supremo acompañado de unas decenas de personas, además del expresident de la Generalitat Artur Mas, la vicepresidenta del Govern, Neus Monté, o el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, entre otros.

Algunas de ellas le han acompañado al interior del tribunal y le han abrazado antes de entrar a la sala, entre sonrisas. El acusado no ha dado muestras de emoción una vez ha comenzado su comparecencia, sino de seguridad en sí mismo.

Así, cuando el presidente del tribunal le ha ofrecido sentarse y le ha recordado sus derechos, entre ellos el de no decir verdad para no inculparse, él ha agradecido la oferta pero, antes de sentarse, ha señalado: "Conozco mis derechos, voy a decir la verdad".

Marchena ha dejado claro en varios momentos que "el tribunal está deseoso de conocer todos y cada uno de los argumentos de la defensa". Incluso en algún momento le ha pedido, de manera sutil, al fiscal, que no interrumpiese las frases del acusado.

Al finalizar la comparecencia el tribunal ha recordado a Homs que tiene el derecho, como letrado que es, de acompañar en el estrado a su defensa a lo largo del desarrollo de la vista pública. Aunque Homs ha recordado que no está en ejercicio, Marchena ha insistido y ha pedido que se le haga llegar una toga.