Autonomías

Los jóvenes de la CUP reivindican las protestas antituristas en Baleares

Cuelgan un video en redes sociales y el Govern Balear rechaza las protestas contra turistas y "se ponga en riesgo a personas"

0
Mié, 2 Ago 2017

Arran, la organización juvenil anticapitalista de la la CUP, continúa con sus ataques contra el turismo masivo. Ahora también Baleares está en el punto de mira de los radicales tras conocerse una nueva acción llevada a cabo en Palma de Mallorca. 

El nuevo ataque ‘turismofóbico’ ha sido reivindicado por la organización este martes con un vídeo publicado en las redes sociales de una protesta llevada a cabo en Palma de Mallorca el pasado 20 de julio, en el que anima a “paralizar el turismo masivo que destruye Mallorca y que condena a la clase trabajadora de los Països Catalans a la miseria”.

El Govern balear ha rechazado hoy la protesta

La directora general de Turismo, Pilar Carbonell, ha criticado esta acción de protesta que tuvo lugar en julio pasado y que acaba de reivindicar esta organización juvenil de izquierda independentista vinculada a la CUP. 

Ha afirmado que "de ninguna manera" es legítimo "poner en riesgo a las personas y los bienes materiales de otros".

Carbonell ha defendido que todo ciudadano tiene "todo el derecho del mundo" a expresar sus críticas en un sistema democrático, pero no "poner en riesgo a las personas y a los bienes materiales de otros".

A su parecer, la mejor manera de defender a los trabajadores del sector turístico es "avanzar" hacia la redistribución de los beneficios generados por el turismo y hacia el respeto al medio ambiente, logrando un "equilibrio social y económico", algo en lo que "trabaja" el Govern progresista de Baleares.

Arran Jovent ha colgado en su perfil de la red social Twitter un vídeo sobre una protesta que llevaron a cabo frente al muelle viejo de Palma con pancartas, bengalas y lanzando confeti en un restaurante.

Varios integrantes de Arran irrumpieron en el restaurante Moll Vell, en el puerto de la capital balear, y comenzaron a intimidar a los turistas que se encontraban en su interior. Los radicales boicotearon las cenas lanzando confeti y desplegando delante de lujosos yates varias pancartas que rezaban ‘Tourism kills Mallorca’ (‘El turismo mata a Mallorca’) y ‘Aquí s’està lliurant la lluita de classes’ (‘Aquí se está librando la lucha de clases’). Los responsables del restaurante llamaron rápidamente a la policía, pero los jóvenes lograron escapar sin que pudieran ser identificados.

Por otro lado El PP balear ha expresado en un comunicado su rechazo a las conductas violentas contra el turismo por parte de grupos radicales y ha pedido contundencia a la instituciones, cuya reacción considera "insuficiente", para que "hechos así no vuelvan a repetirse".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Palma, Josep Lluís Bauzá, ha condenado este ataque y ha reclamado al alcalde, Antoni Noguera, medidas inmediatas contra estos hechos.