Autonomías
Palma

Asaltar los cielos o asaltar la nube

Solo un 15% participa a través de web, el resto de las propuestas han sido en papel, la propuesta más votada ha recibido 123 votos

0
Mié, 26 Jul 2017

Se han presentado 127 propuestas en total, la mayoría han tenido  0 apoyos on-line

Los presupuestos participativos impulsados ​​por el Ayuntamiento de Palma son una buena iniciativa y una excelente herramienta para avanzar hacia una democracia más directa y participativa como destilaba el espíritu de Porto Alegre.

En nuestro entorno más local, cualquier paso que se dé por pequeño que sea será ya superior a la participación que ofreció el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular en Cort.

Los procesos de consulta y diálogo entre Gobierno local y ciudadanía tienen a fecha de hoy ciertas dificultades o limitaciones. Una de ellas, sin dudas es la brecha digital, ya que muchos de los procesos abiertos se hacen poniendo como canal principal de participación la vía telemática. Este es el caso de Palma y el error de manual en el que ha caído el proceso de participación ciudadana para los presupuestos municipales de 2018 de Cort.

En la fase previa de estos presupuestos participativos que terminaron el pasado 10 de julio, si corregían la brecha y abrieron dos posibles vías de participación: la de recogida de firmas en un modelo determinado en papel y la vía telemática. Sobre esta vía, es importante anotar que requerían excesivos pasos así como la obligación de disponer de correo electrónico y también de teléfono móvil. Sólo un círculo muy pequeño de población sobre todo de edad avanzada dispone de correo o medios para realizar tan farragoso proceso.

Los primeros resultados a los que hemos tenido acceso lo confirman, tan sólo un 15% de los votos se realizaron mediante la plataforma web, el resto con firma y DNI sobre la celulosa de toda la vida. Es más, algunas propuestas que han pasado a la fase final no han obtenido ni una sólo apoyo a través de internet.

Pero lo bueno está por venir, de acuerdo con las bases de los Presupuestos Participativos 2018, la votación final que decidirá en qué proyectos invertir sólo se contempla la votación telemática. El círculo se estrecha y el área de Participación Ciudadana da por hecho que la sociedad de Palma o está en Internet o no tiene voz.

Reducir la participación ciudadana sólo a los ciudadanos que dispongan de los medios y conocimientos técnicos para poder hacerlo, es un error y una falsa participación.

La famosa frase de Pablo Iglesias Turrión de “asaltar los cielos”, tal vez se iba referida a  asaltar la nube, pues sólo aquellos que estén en internet podrán opininar a que se destina una pequeña porción de los presupuestos de Cort. 

Bases https://tufas.palma.cat/Bases%20de%20Pres.%20Part.%202017-2018.pdf

 

 

Politólogo, Master en Políticas sociales, experto en Salud y Consumo