Cristo gay, Cristo Ronaldo, Resucitado "Tío bueno" o "El Negro"

La Semana Santa tiene imágenes para todos los gustos capaces de generar infinitas polémicas

0
Vie, 14 Abr 2017

La riqueza artística, escultórica y pictórica, de la Semana Santa deja muestras de todo tipo. Algunas muy clásicas y formalmente correctas, otras polémicas y controvertidas, pero todas tiene un denominador común como es el de gozar del fervor de la población de la zona en la que se hallan. En este apartado de lo curioso y atípico, escogemos tres ejemplos que muestran esa diversidad del arte religioso.

El Cristo afeminado o Cristo gay 
El primer exponente es el Cristo Resucitado de Albox en Almería. El autor, el afamado escultor Andrés García Ibáñez, quiso inspirarse en El Greco. Esa fuente imaginativa más su propio estilo, dio como resultado un Cristo que a sectores conservadores escandalizó por sus formas amaneradas y femeninas. En realidad se trata de una obra renovadora y de calidad como corresponde al escultor que realizó también un bellísimo San Sebastían, en este caso para la iglesia del mismo nombre en Olula del Río.

Formas amaneradas con curvas sinuosas
La forma de sus caderas y de las manos, muy femeninas, generaron tal controversia que el antiguo párroco escondió el fresco y lo castigó durante cinco años a estar tapado como puede observarse en las imágenes.. Ocurrió que con la llegada un lustro después de un nuevo sacerdote de mente más abierta, se produjo el "destape" del Cristo y se le quitaron las cortinas que lo ocultaban para ser venerado por su población.

"Sale del armario" después de cinco años oculto
El fresco pintado por Andrés García Ibáñez en 1999 en la parroquia de la Concepción de Albox fue deliberadamente ocultado tras una cortina desde la Semana Santa de 2010, El anterior párroco entendía que el Cristo "no era lo bastante solemne" como para ser expuesto en la iglesia. Para el cura tenía “cierto ramalazo” y que sus pechos recordaban a los de las mujeres. El nuevo sacerdote ordenó su "destape" y el Cristo salió de esa especie de armario donde lo escondió.

El Resucitado o el "Tío bueno" de Conil
Otra de las muestras artísticas que podemos englobar en este capítulo de la originalidad, es el Jesús Resucitado que sale en procesión el Domingo de Pascuas en Conil. Es una imagen creada en 2011 por el escultor gaditano Luis González Rey. A la talla se la conoce popular y cariñosamente como “El Iío Bueno”por su impactante belleza, su potente musculatura, formas bien definidas y una cara expresiva con con rasgos contemporáneos. Admirado y venerado por la población de la localidad gaditana, su rostro no delata signos de angustia o de dolor, en todo caso de tranquilidad y serenidad.

Su fama de guapo es tal que el guía afirma a los visitantes que el pueblo le dice cariñosamente "El Ronaldo" siendo la imagen que más devotas seguidoras concita. No en balde el artista se inspiró para realizar la talla en la película de Mel Gibson, La Pasión de Cristo justo en la escena en la que Jesucristo se muestra la llaga de la mano. Observen el parecido con el actor del film, Jim Caviezel.

El Cristo negro de Cáceres
Extremadura, tierra de mitos y leyendas, ofrece otra imagen sacra de especial singularidad y de enorme potencia como atractivo turístico cada Miércoles Santo. Se trata de el Cristo Negro de Cáceres. Es una talla gótica de gran tamaño y de madera oscura que "amedrentaba a sus fieles, quienes no se atrevían a tocarle o mirarle". En el capítulo de las leyendas se narra que "las familias de acusados por delitos de sangre, pedían que las sentencias se ejecutaran delante de él para que no se cumplieran". La imagen procesiona en uno de los desfiles más enigmáticos de la Semana Santa. Incluso se ha llegado a rumorear sobre la existencia de hechos extraños a su paso.

Cada Miércoles Santo, a la media noche en la Ciudad Antigua, asisten entre 10.000 y 15.000 personas atraídas por la tremenda solemnidad y magia de la procesión. Una imagen rodeada de tal manera de leyendas que atrae en Facebook a miles y miles de visitantes de todo el mundo.

Leyendas: "Si le tocas, te mueres" y no mirarle a los ojos
Y es que el atractivo turístico que posee se basa en sus leyendas tales como que al Cristo no se le debe mirar a los ojos, "si le tocas mueres...", afirma un investigador de esta escultura convertida en símbolo mágico. Por todo ello la procesión del Cristo Negro es, sin duda, el que más expectación posee incluidos visitantes. Al mismo tiempo es la procesión que más espectadores atrae en los 1.200 metros de recorrido, que discurre totalmente por el recinto intramuros.