Queipo de Llano en la radio.
El general golpista Queipo de Llano en una de sus incendiarias alocuciones.
memoria histórica

Sevilla no quiere olvidar los crímenes de Queipo

El movimiento memorialista pide a la Junta que declare Lugar de Memoria el cuartel de la Gavidia, desde donde el militar golpista dirigió la represión en 1936

0
Mié, 11 Ene 2017

El grupo del sindicato CGT Recuperando la Memoria Histórica y Social de Andalucía (RMHSA de CGT.A) ha solicitado formalmente, en un escrito dirigido el pasado día 5 a la Consejería de Cultura, la inclusión del antiguo cuartel de la Gavidia en el Catálogo de Lugares de Memoria Histórica de Andalucía. La inclusión en dicho catálogo implica la inscripción, señalización y protección del sitio.

La Gavidia fue el edificio del centro de Sevilla desde el cual el general franquista Gonzalo Queipo de Llano dirigió desde el verano de 1936 el golpe de estado en Andalucía y animó la represión, a través de los bandos de guerra y las incendiarias alocuciones radiofónicas. Allí estaba la Capitanía General de la II Región Militar durante la República y allí fueron detenidos el 18 de julio de 1936 los militares que permanecieron fieles al orden constitucional.

Un perturbado con talento

En el escrito dirigido a la consejera Rosa Aguilar, los promotores de la iniciativa recuerdan también que ya Evangelina Naranjo, siendo consejera de Justicia, planteó el proyecto de  instalar en La Gavidia un museo de la memoria histórica “del que nunca más se ha hablado” y sobre el que RMHSA “lamenta profundamente que fuera marginado de la agenda política de los gobiernos andaluces que siguieron”.

Según relata el historiador Juan Ortiz Villalba en su libro ‘Del golpe militar a la Guerra Civil’, los generales fieles a la República José Fernández de Villa-Abrille y Julián López-Viota fueron arrestados aquel 18 de julio de 1936 por orden de Queipo, que estaba escondido en una de las habitaciones del palacio de la Gavidia. “En ese momento es cuando se produce verdaderamente el alzamiento”, sostiene Ortiz Villalba, que también hace un retrato sobrecogedor del general fascista: “Era un perturbado, pero tenía dotes de orador y escritor. Sus charlas eran repulsivas y animaban a la masacre y la violación de mujeres y hombres”.

El papel desempeñado en el golpe y la represión posterior por el cuartel de La Gavidia también ha sido investigado por el historiador Javier Giráldez, hoy director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.

La petición

El escrito de RMHSA hace alusión al Decreto 264/2011, por el que se creaba y regulaba la figura de ‘Lugar de Memoria de Andalucía' y se establecía el procedimiento para configurar el Catalogo de Lugares de Memoria Histórica de Andalucía, con la presentación de propuestas por parte de ciudadanos, asociaciones, entidades e instituciones. En estos términos fundamenta RMHSA su solicitud:

“En la ciudad de Sevilla, un alto porcentaje de nuestros mayores recuerdan (porque lo vivieron directamente o por que lo oyeron a sus padres) la existencia de lugares vinculados a la represión, primero de los militares golpistas y la trama civil que los apoyaba, y más tarde de la dictadura, hasta hace poco más de treinta años, tales como cárceles, campos de concentración (colonias, o campamentos, les llamaban) de trabajos forzados, pero también aquellos otros lugares elegidos para asesinar, mediante el fusilamiento a vecinos de esta localidad, del área metropolitana e incluso de la provincia y sus vecinas (Cádiz, Córdoba, Huelva o Badajoz). Algunos de esos Lugares de la Memoria ya fueron propuestos, y algunos de ellos elegidos en diferentes momentos, aunque no todos están señalizados a fecha de hoy y muchos otros han quedado sin respuesta”.

Los elegidos, hasta el momento, han sido la Casa de Blas Infante en Coria del Río, el lugar de fusilamiento de Blas Infante, la antigua cárcel de La Ranilla, la antigua Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder y el Canal de los Presos.

Lugares pendientes

El grupo RMHSA de CGT.A, dentro del área metropolitana de Sevilla, ya propuso declarar como Lugares de Memoria los campos de concentración de Las Arenas en La Algaba, Heliópolis (Sevilla), Los Merinales, La Corchuela y El Arenoso (Dos Hermanas) y Torre del Águila (Utrera), así como los depósitos de presos Cortijo de Gambogaz (Camas) y El Puntal (La Isla). Y también se propuso, en 2014, como sitio de memoria el lugar donde en 1977 fue tiroteado por la Policía Francisco Rodríguez Ledesma, que moriría en enero de 1978 (calles denominadas actualmente como Diamantino García esquina a la Avda. de Hytasa, en Sevilla).

El grupo memorialista andaluz dice desconocer si el antiguo cuartel de La Gavidia ya ha sido propuesto por alguna otra entidad como Lugar de Memoria, ya que, asegura, “no es pública la relación de espacios propuestos”.

El escrito –firmado por Cecilio Gordillo, José María Valcuence y José Antonio Jiménez– también subraya que “las entidades memorialistas de la ciudad y la provincia han elegido la plaza donde está ubicado ese edificio como el mejor lugar de concentración mensual para reivindicar la intervención de las instituciones en todo lo relacionado con la exhumación de las fosas comunes del franquismo y de la propia Recuperación de la Memoria Histórica”.