Economía
|
Fuente
:
Pedro Aguado

Las constructoras vuelven a sacar las grúas ante el respiro del sector inmobiliario

Los datos arrojan la buena salud del mercado de la vivienda en España

Pedro Aguado
0 |
Lun, 5 Sep 2016

El sector inmobiliario no ha pasado por sus mejores momentos en la última década. La crisis económica que comenzó hace más de un lustro golpeó duro a este sector, que cayó en el olvido y en la inactividad más absoluta hasta hace muy poco tiempo. El mercado inmobiliario vive un momento dulce, comparado con los últimos años, y se registra una tendencia ascendente que invita a olvidar las penurias de los últimos años y anima a las constructoras a emprender nuevos proyectos con la responsabilidad que lo vivido en el pasado requiere.  

Los datos arrojan la buena salud del mercado de la vivienda en España, solo en el pasado mes de junio se registró un incremento del 15,5% con respecto al mismo mes del año anterior en el número de hipotecas concedidas para la adquisición de viviendas, además, el número de acuerdos de compra-venta de inmuebles aumentó considerablemente en el último trimestre con una subida del 23,7%.  

Estos números se están dejando notar en distintos municipios de la geografía española, donde las obras están empezando a despegar y a producir nuevas viviendas. Un ejemplo de ello es una importante obra nueva en Barakaldo, donde se está desarrollando la promoción ACR Lutxana Barria, de la Promotora ACR, cerca de la Avenida del Buen Pastor. Las viviendas que se están empezando a proyectar en Barakaldo responden a una nueva visión global del diseño de viviendas, mucho más estilizadas y modernas, que combinan la tradicional rectitud de estos inmuebles con curvaturas de la visión más actual de este tipo de construcciones.  Actualmente se pueden consultar los planos por internet y acudir a las imágenes para observar cómo será el proyecto una vez finalizado.

La recuperación del sector inmobiliario no es, ni mucho menos, un proceso terminado ni una realidad, sigue siendo un paciente tratando de alcanzar el ritmo que tenía antaño, en los buenos tiempos. Veremos cómo se desarrollan proyectos como ACR Lutxana Barria y si, como parece que indican los datos, salen adelante sin dificultades y consiguen no ser una anécdota como en el pasado, sino lo que están destinadas a ser: viviendas para los ciudadanos.