Sociedad

Alcohol y conducción: de la chulería de Aznar al ¡Viva el vino!

A lo largo de los últimos años diferentes cargos 'populares' han sido pillados in fraganti

Sáb, 13 Ago 2016

El ejemplo de la ya ex ministra sueca de Eduación Secundaria y para Adultos Aida Hadzialic no ha sido muy seguido en España, donde con independencia del cargo que se ostente, siempre parece haber una excusa para 'escurrir el bulto'.

Al más alto nivel, el ejemplo también más lamentable de reírse de alguna manera de las leyes de un Gobierno para hacer frente al trágico binomio de coche y alcohol, lo ofreció el ex presidente José María Aznar. 

En un alarde de chulería sin precedentes arremetió, dicen en Youtube que afectado por el vino, contra el inquilino de la Moncloa entonces, José Luis Rodríguez Zapatero, a propósito del endurecimiento de las leyes en esta materia y de una campaña de sensibilización en este sentido. El vídeo, aunque visto en innumerables ocasiones, se ha convertido en todo un clásico de la política española.

Como bien comentaba Iñaki Gabilondo, el neoliberalismo 'aznariano' le llevaba a convertirse, bajo las risas de sus acólitos, en una especie de anarquista del vino. Pero tuvo algún que otro seguidor. Tal vez el más ilustre después de Aznar, claro está, es su predecesor, que sin caer en la chulería del ex presidente, sí lanzó un "¡Viva el vino!" que incluso sirve de sonido para la cabecera de algún programa de radio. 

Pero hay más porque parece, a la vista de los acontecimientos, que existe cierta querencia de cargos populares o muy próximos al PP y los controles de alcoholemia. Siguiendo con este repaso no se puede pasar por alto el del magistrado del Enrique López, que había llegado al Tribunal Constitucional por el "empeño" de la formación que dirige Mariano Rajoy. Finalmente, un control de la policía local de Madrid echó por tierra ese puesto

Y qué decir del que fuera máximo responsable de NNGG, Ignacio Uriarte, que fue pillado 'in extremis' y cuyo caso fue más lamentable puesto que ocupó una de las vocalías de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados. 

Este repaso a las andanzas de algunos cargos y ex altos dirigentes del PP con esa mezcla peligrosa la cerramos con quien fue estrecho colaborador de José María Aznar. Nos referimos a Miguel Ángel Rodríguez (MAR) quien chocó con varios coches en una calle de Madrid cuando conducía cuadriplicando la tasa de alcohol permitida. Los hechos ocurrieron en mayo de 2013 y provocaron que por unas semanas, el polémico ahora tertuliano, incluso, dejara de aparecer en televisión. 

Es preciso aclarar que durante estos años, por desgracia, se han repetido los episodios de políticos pillados in fraganti en estado de embriaguez al volante. Sin embargo, en muy pocos supuestos decidieron adoptar motu proprio la decisión de dejar dicho cargo, tal y como ahora ha sucedido en Suecia. 

A modo de anécdota que denunciamos en ELPLURAL.COM, el actual Gobierno en funciones, dio muestras de poca sensibilidad con esta materia cuando en mayo de este año, es decir, ya en funciones, decidió otorgar un premio antidrogas a la Federación Española de Bebidas Espirituosas por "sus esfuerzos para evitar el consumo abusivo de bebidas alcohólicas". Contradicción en estado puro.